Región de Murcia

Ruta para disfrutar con la observación de aves y la gastronomía en la Región de Murcia (2)

Antonio Castillejo

Lunes 25 de julio de 2022

9 minutos

Visita a los Parques de Calblanque, El Valle y Carrascoy y Sierra de El Carche

Ruta para disfrutar con la observación de aves y la gastronomía en la Región de Murcia (2).  Foto: bigstock
Antonio Castillejo

Lunes 25 de julio de 2022

9 minutos

Como ya explicamos en la primera parte de estas rutas para disfrutar con la observación de aves y la gastronomía en la Región de Murcia, esta comunidad es un destino inmejorable para la observación de aves ya que cuenta con ecosistemas únicos y multitud de especies.

Así lo explica la web de Costa Cálida en la que se puntusaliza que en la Región existen 22 zonas de especial protección para las aves (zonas ZEPA), tanto en la costa como el interior, que cubren una superficie de más de 200.000 hectáreas.

Hoy proponemos una nueva ruta para visitar tres de esos lugares ideales para el avistamiento de aves y también para disfrutar de la gastronomía de las localidades en las que están clavados.

Calblanque

El Parque Regional de Calblanque se ubica en el extremo oriental de nuestro litoral, entre Cabo de Palos y Portmán. Este enclave se caracteriza por la gran diversidad de ambientes que en él confluyen, contando con pinares de pino carrasco, matorrales, ramblas, arenales, dunas, paleodunas, calas y acantilados, así como una cuenca endorreica en la que se encuentran las Salinas del Rasall (humedal incluido dentro de la ZEPA Mar Menor).

En verano son muchas las personas que se acercan a Calblanque a disfrutar de sus playas, por lo que se hace imprescindible regular el acceso de vehículos a motor al Parque para garantizar la conservación de este singular entorno. La información sobre el sistema de ordenación de accesos a las playas de Calblanque pueden consultarse en la web Murcia Natural.

La fauna es muy diversa en este espacio protegido. Las Salinas del Rasall aportan refugio y alimento a numerosas aves acuáticas como las garcetas, cigüeñuelas, avocetas, chorlitejos patinegros y gaviotas de Audouin, entre otras.

gaviotas de Audouin. Foto: bigstock
Gaviota de Audouin

 

Toma especial protagonismo en las salinas el fartet, un pez endémico del sureste ibérico que se encuentra en peligro de extinción.

Otras especies relevantes que habitan en este paraje son el halcón peregrino, el búho Real y el águila perdicera. También encontramos mamíferos como el tejón y la garduña y reptiles como el eslizón ibérico, la culebra bastarda y el lagarto bético

Por otra parte, a la hora de sentarse a la mesa, la proximidad del Cabo de Palos hace obligatorio degustar allí el caldero murciano también llamado arroz al caldero, caldero de arroz, arroz caldero o, sencillamente, caldero, como dicen en la Región de Murcia. El orden de los factores no altera la exquisitez de este plato, probablemente el arroz murciano más emblemático.

Bocados imprescindibles de la Región de Murcia: arroz caldero
Caldero murciano

 

La gastronomía española está llena de recetas humildes, de esas que preparaban los pastores cuando estaban el campo con el ganado, los pescadores en la mar o los agricultores, y que hoy ocupan el lugar que les corresponde en el panorama gastronómico.

Son joyas de la tradición culinaria. Este caldero es un buen ejemplo de esa comida que preparaban los pescadores con las capturas que tenían menos salida en el mercado, y que el tiempo ha convertido en uno de los mayores reclamos de la cocina murciana.

Carrascoy y El Valle

A escasa media hora en coche desde Murcia se encuentra el Parque Regional El Valle y Carrascoy, un Espacio Natural Protegido de la Región de Murcia cuyas sierras constituyen una frontera natural e histórica entre el valle de Guadalentín, por el que se extiende la famosa Huerta de Murcia, y el Campo de Cartagena, con el Mar Menor como telón de fondo.

Sus valores naturales se caracterizan por albergar un bosque mediterráneo repoblado en los años 50 en la zona del Valle y conservado naturalmente en Carrascoy, donde la diversidad vegetal es muy elevada, especialmente entre las plantas arbustivas, y la presencia de animales protegidos, como las aves rapaces.

Su localización estratégica ha favorecido durante siglos una importante ocupación humana y cultural, que se manifiesta en diversas construcciones y yacimientos arqueológicos.

La fauna es muy diversa en este espacio protegido. Las aves tienen especial relevancia, principalmente las rapaces, entre las que se encuentran especies como el busardo ratonero, el águila real o el búho real, especie por la que se declara parte del territorio del Parque como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

busardo ratonero. Foto: bigstock
Busardo ratonero

 

Además, también podemos encontrar numerosas aves de menor porte, como el pinzón vulgar, el mito o el piquituerto. Entre los mamíferos destaca el zorro, el jabalí, el lirón careto o el gato montés. Otros grupos interesantes son los reptiles, con especies como la lagartija colilarga o el lagarto ocelado, y los anfibios, con la presencia de sapo común y corredor.

La cercanía del Parque a la capital de la Región de Murcia hace muy fácil que tras la visita y al ZEPA se pueda disfrutar de las famosas tapas de Murcia.

Sin duda la tapa más famosa es la marinera, un tipo de ensaladilla rusa que se sirve sobre una rosquilla crujiente y alargada, y encima lleva una anchoa en salmuera, o un boquerón, en cuyo caso pasa a llamarse "marinero".

'Marinera' murciana, la tapa más popular de la Región de Murcia Foto: Turismo de Murcia
Marinera

 

El pulpo es uno de los protagonistas de la gastronomía murciana, y una de sus recetas estrellas es cocinarlo al horno y añadirle cerveza, vino o coñac para que absorba el sabor. 

Caballitos es el nombre que se da a las deliciosas gambas recubiertas de un buñuelo crujiente que se sirven en los bares de Murcia. Los murcianos suelen añadirle un poco de limón exprimido.

Matrimonio es el nombre que se le da a la anchoa en salmuera y el boquerón en vinagre cuando se unen para dar lugar a esta tapa, que "concentra el sabor del mar en un solo bocado". Lo encontrarás en cualquier terraza murciana.

Por su parte el queso en las tapas de Murcia cuenta con la etiqueta 'Denominación de Origen', y también tiene algunas variantes como el curado con almendras o el queso al vino.

Los langostinos del Mar Menor son pequeños, pero su color y su sabor son más intensos que el del resto de su especie. Se consideran una de las joyas del Mar Menor.

Los caracoles 'chupaeros' se hacen fritos con tomate o en salsa hecha con tomate, pimentón o almendra. Estos caracoles son una de las tapas más típicas de Murcia.

Y por último, el pisto murciano en el que la huerta es protagonista de este plato, cuyo origen se remonta a la presencia musulmana en la península. Se hace a base de frito de cebolla, pimientos y berenjenas con tomate. Se puede servir solo o revuelto con huevos. El pan tampoco debe faltar.

Sierra de El Carche

El Parque regional de la Sierra de El Carche se encuentra situado en el Noroeste de la Región, próximo a la localidad de Jumilla, que tiene gran interés biótico por las especies y comunidades presentes, geomorfológico y paleontológico. Destacan las comunidades de carrascal y el matorral de cumbres y numerosas especies protegidas a nivel regional. 

No en vano se trata de un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) que forma parte de la Red Natura 2000.

Las especies de fauna más destacadas son las de las aves rapaces como el Águila culebrera (Circaetus gallicus), Águila calzada (Hieraaetus pennatus), Aguilucho cenizo, Búho real (Bubo bubo) y Cárabo.

Águila culebrera. Foto: bigstock
Águila culebrera

 

Además, para los amantes de la bicicleta de montaña y a quienes les guste recorrer a pie nuestra naturaleza, el Parque ofrece la posibilidad de realizar distintos recorridos. El ascenso hasta la cima de La Madama desde el albergue de la Peña es una alternativa llena de encantos naturales, que recorre el barranco de la Guarafia, pasando por el collado de Gaspar, el paraje de La Hoya de las Grajas, collado del Pozo de la Nieve, hasta el pico, y continua por la Omblanquilla hasta la cima. Recuerda llevar prendas que te protejan de una excesiva radiación solar y agua para las salidas veraniegas, en las que las temperaturas suelen ser altas, e intenta visitar el Parque en grupos reducidos. No olvides tu cámara de fotos y unos prismáticos para poder observar la fauna.

Tras la visita al Parque se impone una visita a la cercana Jumilla para reponer fuerzas con la deliciosa pera de Jumilla que es de un tipo muy especial, de  la variedad ercolini, y tiene, al igual que los vinos de esta localidad murciana, Denominación de Origen Protegida.

Las características únicas de esta pera son su aspecto apetecible, su pequeño tamaño y un sabor dulce irresistible. Este fruto es posible gracias al clima y las condiciones en que se cultivan.

Sin añadirles nada, las peras de Jumilla son de por sí un bocado riquísimo, pero tratadas con azúcar y vino de la DOP Jumilla se convierten en un postre sencillamente exquisito.

Peras de Jumilla al vino. Foto: Murcia Turística
Peras de Jumilla al vino

 

El clima que disfrutan las cepas de la DOP Jumilla se caracteriza porque a pesar de la proximidad del mar Mediterráneo, presenta rasgos claramente continentales: semiárido, con apenas 300 litros por metro cuadrado de lluvia media anual, irregularmente repartida. Por otra parte, las temperaturas máximas estivales son altas y en ocasiones superan los 40 grados, y  el invierno es frío y se pueden registrar mínimas negativas que a veces se aproximan a -10 º C. 

En la DOP Jumilla se elaboran cinco clases de vino: tintos, rosados, blancos, dulces y vinos de licor, y prima la producción de variedades autóctonas. Estos vinos, sobre todo los jóvenes, se caracterizan por ser muy expresivos en la nariz, su frutosidad (frutos negros, frutas maduras, cerezas, fresas, grosellas), su intenso color, generalmente rojo púrpura con ribetes morados.

Sobre el autor:

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo es abogado y periodista. Comenzó su carrera profesional en la Agencia Fax Press dirigida entonces por su fundador, Manu Leguineche, en la que se mantuvo hasta su desaparición en 2009. Especializado en información cultural y de viajes, desde entonces ha trabajado en numerosos medios de prensa, radio y televisión. Actualmente volcado con los mayores en 65Ymás desde su nacimiento.

… saber más sobre el autor