Región de Murcia

Tres platos de la Región de Murcia con el huevo como protagonista

Beatriz Torija

Sábado 30 de julio de 2022

7 minutos

Al plato, cocidos o en tortilla, este producto es fundmental en muchas elaboraciones

Los huevos, ¿mejor dentro o fuera de la nevera? foto: bigstock
Beatriz Torija

Sábado 30 de julio de 2022

7 minutos

El huevo es uno de los productos más populares y habituales en las cocinas española y la gastronomía de la Región de Murcia no iba a ser una excepción. Para probarlo proponemos tres recetas típicamente murcianas en las que el huevo juega un papel primordial: tortilla de ajos tiernos y alcauciles, huevos al plato con guisantes y chorizo y huevos con mayonesa, anchoas y alcaparras

Tortilla de ajos tiernos y alcauciles

En el capítulo de la tortillas, gracias a la huerta y a los productos locales y de temporada, se nos abre un abanico de posibilidades casi interminable. Contando con huevos y algún ingrediente más, verduras frescas de temporada, podemos preparar una deliciosa y original tortilla… podríamos preparar una cada día de la semana sin repetir ingredientes. Hoy hemos optado por una que resulta deliciosa: con alcauciles y con ajos tiernos.

Tenemos las tortillas huertanas, las de habicas tiernas, las de espárragos, especialmente si son trigueros, y esta de ajos tiernos, las de alcauciles o alcachofas. O como en este caso, combinando dos de estos ingredientes. El resultado es delicioso.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 4 alcachofas
  • Un manojo de ajos tiernos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
Receta de tortilla de ajos tiernos y alcauciles

Elaboración:

Antes de nada, vamos a limpiar las alcachofas, quizá la parte más engorrosa, aunque como no usaremos más que unas poquitas, no tardaremos mucho. Retiramos las hojas exteriores de la alcachofa. Después, corta las puntas más duras de la hoja. Luego, con un cuchillo puntilla, corta el tallo para dejarlo como de 3 o 4 centímetros y pela un poco todo el tallo y la parte donde se une a las hojas. Corta en cuartos. Ten preparado un bol con agua y limón en abundancia y perejil fresco, para que no se oxide y se ennegrezca.

Por otro lado, limpiamos los ajos tiernos. Limpiar los ajos es muy sencillo, veremos que tiene una capa superficial más gruesa que el resto, pues esa capa se la retiramos. En ocasiones veremos que lleva más de una capa dura, le quitamos cuantas lleve para dejar la parte tierna. También cortamos la parte de abajo del ajo, la más oscura quedando la más clarita (y más tierna) para cocinar. Y por supuesto le quitamos los pelillos que lleva en "la cabeza". Una vez que tenemos la parte tierna, partimos en rodajas pequeñas.

Aercamos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando tenga temperatura, añadimos las alcachofas, bien escurridas e incluso secadas ligeramente con la ayuda de un papel de cocina. Las salteamos a fuego medio durante tres minutos.

Pasado ese tiempo, añadimos los ajos tiernos y seguimos salteando hasta que comiencen a dorarse.

En un bol amplio, batimos los huevos y les ponemos sal. Incorporamos las alcachofas y los ajos tiernos y mezclamos bien.

Calentamos un hilo de aceite de oliva virgen extra en una sartén antiadherente y cuajamos la tortilla por ambos lados. Debemos tener cuidado a la hora de dar la vuelta a la tortilla.

Servimos inmediatamente. Dejarla más o menos cuajada es cuestión de gustos. Ponla en el punto que prefieras.

Huevos al plato con guisantes y chorizo 

Los huevos al plato son una elaboración tradicional en toda España que se va adaptando en cada región con ingredientes locales. Es una receta muy sabrosa y socorrida. Su nombre hace referencia al modo de prepararlo: los huevos se cuajan dentro de una fuente con su propio calor, o bien en el horno y son muy similares a los franceses ‘oeufs en cocotte’.

Lo mejor de todo es que esta receta admite mil y una variaciones en función de tus gustos o de lo que tengas en la nevera. Puedes preparar como fondo para los huevos un pisto de verduras, puedes añadir setas, patatas fritas y el embutido que más te guste.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • Guisantes, 500 gr.
  • Chorizo, 2 unidades
  • Una cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Vino blanco, 100 ml.
  • Tomate frito, 150 gr.
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
Receta de huevos al plato con guisantes y chorizo para improvisar una deliciosa cena en 10 minutos

Elaboración:

Pela y pica la cebolla en brunoise fina, es decir, en daditos pequeños. Pela el ajo, y pícalo también bien menuldo.

Acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, cuando tenga temperatura, incorpora la cebolla y el ajo y deja pochar a fuego suave. Añade también el laurel partido en dos trozos cada hoja y deja que vaya soltando sus aromas.

Pasados cinco o siete minutos, cuando la cebolla se haya ablandado y se transparente, incorpora el vino y sube un poco el fuego para que se evapore el alcohol.

Pasados un par de minutos, incorpora el tomate frito y sigue cocinando unos minutos más. Pon a punto de sal y pimienta negra.

Aparta del fuego y retira los trozos del laurel.

Coloca un poco de este sofrito sobre una fuente apta para el horno. Puedes preparar una fuente más grande o bien un plato de barro individual.

Añade después una capa de guisantes. Haz un pequeño hueco en centro y casca los huevos. Si has preparado platos individuales, pon un huevo por comensal y si vas a hacer una fuente, casca todos los huevos, ligeramente separados entre sí.

Corta el chorizo en rodajitas y repártelas por encima.

Termina con un poco más de sal y pimienta negra.

Mete los huevos al plato en el horno, que ya estará caliente a 180°C, y cocina hasta que veas bien cuajada la clara el yema. El tiempo variará entre cinco y diez minutos, según cómo te guste de cruda o cocinada la yema.

Sirve los huevos al plato recién hechos y acompaña con una buena cantidad de pan, porque lo mejor de todo es mojar en la yema.

Huevos con mayonesa, anchoas y alcaparras

Es un dicho muy habitual eso de que ‘menos es más’, pero en gastronomía no puede ser más cierto. A veces, con tres ingredientes y no más de diez o quince minutos, podemos improvisar una cena deliciosa. El secreto está en usar buenos ingredientes, y en hacer una buena mayonesa casera… aunque si vamos de tiempo, también podemos tirar de mayonesa comprada. Este plato es perfecto para esas noches en las que ya comienza a hacer calor. Sencillo y sabroso, ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes:

  • 12 Huevos
  • 16 anchoas
  • Un puñado de alcaparras
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebollino, varias ramitas

Para la mayonesa:

  • 1 huevo
  • 250 ml. de aceite de oliva (o de girasol si te gusta un sabor más suave)
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal
16 huevos mayonesa anchoas alcaparras

Elaboración:

En primer lugar, vamos a hacer la mayonesa casera. Para ello, casca el huevo en el vaso de la batidora. Ten cuidado para que no caiga ningún trozo de cáscara, si fuera así, retíralo con cuidado.

Añade el vinagre (también se puede sustituir por zumo de limón). Añade también un pellizco de sal.

Por último, añade un buen chorro de aceite de oliva.

Mete la batidora en el vaso, apóyala en el fondo y ponla en marcha. Al principio, mantenla quieta, sin moverla, hasta que la mayonesa vaya tomando cuerpo y espesando. Cuando ya tenga ese cuerpo, ya puedes moverla un poco, suavemente, con movimientos ascendentes y descendentes. Ya está lista tu mayonesa casera.

Ahora vamos a preparar el huevo duro. Acerca un cazo al fuego con agual suficiente como para que los huevos queden totalmente sumergidos. Si los huevos están fríos de la nevera, lo mejor es que los pongas en el agua al principio, y que se vaya calentando poco a poco hasta que comience a hervir. Y en ese momento, mantenlo en el agua hirviendo durante nueve minutos.

Por el contrario, si los huevos están del tiempo, deja que el agua hierva y en ese momento introduce los huevos. En ese caso, deja hervir durante 12 minutos. El motivo es que si los huevos están fríos y los ponemos en agua hirviendo, se puede romper la cáscara por el choque de temperaturas.

Sea como sea, una vez que los saques del agua hirviendo, refréscalos bajo el chorro de agua fría.

Cuando ya los puedas manipular, pélalos.

Monta el plato poniendo una buena cantidad de mayonesa sobre el plato. Coloca los huevos duros partidos a la mitad y ponles sal y un poco de pimienta negra si te gusta, es opcional. Coloca unas cuantas anchoas alrededor así como unas alcaparras. Termina con un poco de cebollino picado.

Sobre el autor:

Beatriz Torija

Beatriz Torija es periodista y documentalista, especializada en información económica. Lleva 20 años contando la actualidad de la economía y los mercados financieros a través de la radio, la televisión y la prensa escrita. Además, cocina y fotografía.

… saber más sobre el autor