Sabores de mi tierra

Cómo limpiar calamares paso a paso

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 12 de diciembre de 2021

3 minutos

Limpiar calamares no es difícil, pero sí que requiere de cierta técnica para retirar bien la piel

Cómo limpiar calamares paso a paso
Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 12 de diciembre de 2021

3 minutos

Los calamares son el aperitivo más típico de toda España. Vayas donde vayas, sea restaurante, bar o taberna, encontrarás calamares y sus diferentes variantes en cualquier carta

Los calamares, junto a las patatas bravas, es uno de los platos estrella de cualquier aperitivo. A la romana, a la andaluza, rellenos, en su tinta o a la madrileña, en bocadillo, están siempre presentes en cualquier carta que se precie. En casa también son mu recurrido como ingrediente principal o para preparar una paella, una fideuá, una zarzuela… eso sí, si los compras frescos tendrás que limpiarlos. Aquí te explico cómo hacerlo de manera sencilla.

Limpiar calamares. Paso a paso

Paso a paso

1- Lo primero será separar las vísceras de las paredes del calamar. Para ello, introduciremos los dedos por dentro del calamar e iremos soltando el contenido, así como la plumilla que actúa a modo de columna vertebral.

2- Tiraremos con suavidad de la cabeza para sacar todo el interior entero.

3- Separaremos un poco las aletas del cuerpo, sin llegar a soltarlas del todo. Quitaremos la piel de la punta del calamar sujetando el cuerpo y ahora sí, tiraremos hacia abajo y con la ayudada de la aleta saldrá toda la piel.

4- Pasaremos agua por fuera del calamar y le daremos la vuelta como si fuera un calcetín, metiendo la punta hacia dentro. Lavamos bien la parte interior retirando cualquier resto de las tripas que hayan podido quedar.

5- Para limpiar las dos aletas pondremos la parte de la piel hacia abajo y, desde el centro, justo en la unión de las dos aletas con el cuerpo, tiraremos de la piel hacia fuera. Repetiremos la acción con la otra parte de la aleta.

6- Para limpiar la cabeza y los tentáculos utilizaremos unas tijeras. Cortaremos justo por encima de los ojos hacia los tentáculos. Entre ellos encontraremos la boca con su característico “diente” que con un ligera presión a ambos lado saldrá entero.

7- Lavaremos bajo el grifo y, en el caso de que el calamar sea grande también podemos limpiar los tentáculos, pero en principio no es necesario.

8- Finalmente, podemos tirar el resto del interior del calamar o guardar la tinta para preparar un arroz negro, una salsa para los calamares, unas croquetas o cualquier otra elaboración a la que queramos dar un toque de sabor especial.

Y ahora, ya limpios los calamares, solo quedará cortarlos a rodajas si los queremos hacer a la romana, a la andaluza, para un arroz o una fideuá, o dejarlos enteros para hacerlos rellenos. De todas las formas están siempre ricos.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor