Alimentación

La almendra, el fruto seco estrella para la dieta de los mayores

65ymás

Domingo 23 de agosto de 2020

2 minutos

Su composición específica y beneficios las hace muy recomendables pero no debemos excedernos

La almendra, el fruto seco estrella para la dieta de los mayores

Múltiples y variados estudios señalan las propiedades saludables de los frutos secos y la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) los incluye como ingredientes clave para una dieta equilibrada, siempre desde un consumo moderado.

Dentro de este grupo de alimentos, la composición específica de las almendras las hace especialmente recomendables como saludable tentempié en una dieta que aporte energía y nutrientes sin provocar un incremento en el peso… justo lo que necesita un adulto mayor.

Los beneficios de incluir las almendras en la dieta de las personas mayores

¿Por qué son buenas las almendras?

De los frutos secos, son las almendras las que más contenido en fibra aportan, aspecto que las convierte en buenas aliadas para favorecer el tránsito intestinal previniendo problemas de estreñimiento, frecuentes en personas mayores. Además, la Fundación Española de Nutrición (@FENnutricion) las considera un buen “desinfectante” intestinal, ya que, su fibra posee efectos prebióticos, es decir, contribuye a cuidar la flora y favorece la proliferación de las bacterias “buenas”.

Es importante insistir en que la ingesta de frutos secos debe limitarse a unas 3 – 7 raciones semanales, de unos 20 -30 gramos cada una. El consumo debe adecuarse al grado de actividad física que realicemos a diario, porque no hay que olvidar que 100 gramos de almendras pueden superar las 550 kilocalorías. Aunque parezca una “barbaridad”, una ración pequeña, como las aconsejables, supondría unas 150 – 160 Kcal., algo perfectamente asumible en el conjunto de una dieta variada y saludable. Hay que tener en cuenta, además. que la elevada cantidad de fibra que aportan las almendras las dota de un potente efecto saciante, que ayuda a mantener el peso adecuado. Un "puñado" pequeño sería el remedio eficaz para evitar la ingesta excesiva de otros alimentos dulces o ricos en grasas. Al igual que otros frutos secos, las almendras, en la proporción adecuada, podrían estar incluidas en una dieta indicada para bajar de peso, tal como apunta el resultado de un reciente estudio publicado en el Journal of American College of Nutrition (@AmColNutrition).

A media mañana o tras una hora de ejercicio moderado, estos frutos secos aportan la necesaria energía para continuar la jornada, junto a nutrientes esenciales para la salud y el bienestar. Las almendras contienen ácidos grasos, principalmente, mono y poliinsaturados, los cuales son beneficiosos para el organismo y, además, suponen una excelente fuente de vitamina E, poderoso antioxidante. En cuanto a sus minerales, destacan el fósforo y el magnesio, esenciales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, el potasio y también el imprescindible calcio, fundamental en la dieta de los adultos mayores.

0

No hay comentarios ¿Te animas?