Alimentación

Los beneficios de comer sandía

Leire Galceran

Foto: Big Stock

Martes 1 de septiembre de 2020

2 minutos

Descubre algunos de los beneficios que obtendrás su incluyes la sandía en tu dieta

Sandía

La sandía es uno de los productos más típicos del verano ya que, si se consume fría, es uno de los alimentos de temporada más refrescantes y deliciosos de esta época. Y es que en estos meses del año nos apetecen más este tipo de alimentos, frescos y que sean ligeros.

La sandía está formada principalmente por agua, alrededor de un 93% de su composición, pero también tiene muchos otros nutrientes y vitaminas que son muy beneficiosos para nuestra salud. Al estar compuesta en su mayoría por agua, la sandía provoca un importante efecto diurético natural en nuestro organismo, además de ser una importante fuente de hidratación muy necesaria. Debido a su efecto diurético natural y a su fuente de fibra, la sandía es muy utilizada en dietas adelgazantes y también para evitar el estreñimiento y regular nuestro aparato digestivo.

Sin embargo, según los expertos, uno de los mejores ingredientes de esta fruta es el licopeno. Este ingrediente es el que le da ese color rojizo tan característico a la sandía, también presente en los tomates, aunque en menor concentración, y que, además, tiene un potente efecto antioxidante que ayuda a proteger las células del organismo y a luchar contra el envejecimiento.

Otros ingredientes que son importantes destacar por sus beneficios en nuestro organismo son la citrulina y la arginina, aminoácidos que mejoran la función arterial y reducen la presión sanguínea, por lo que son beneficiosos para nuestro corazón y para personas con hipertensión o con enfermedades coronarias, según la Fundación Española del Corazón. En este sentido, esta propiedad hace que se considere a la sandía la “viagra natural”, ya que aseguran que, al mejorar la circulación sanguínea, ayuda con los problemas de erección.

Sandía

Como ya hemos comentado, la sandía es rica en nutrientes y vitaminas que nos ayudan a mantenernos sanos. Además de los ya citados, es importante destacar la elevada presencia de vitamina A y potasio que se encuentran en esta fruta. También encontramos vitamina C y otros minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio. Por otro lado, también encontramos la vitamina B6, una vitamina que nos ayuda a crear anticuerpos, por lo tanto, nos ayuda a proteger y mantener el sistema inmunológico.

Asimismo, se recomienda tomar sandía antes o después de realizar una sesión de ejercicio físico intenso que nos puede provocar agujetas, ya que es antiinflamatoria y analgésica.

Otra propiedad importante que destacar, y en este caso no es beneficioso para nuestro organismo sino simplemente una ventaja, es que es una fruta que no se deteriora demasiado y que aguanta muy bien en la nevera. Y es que esta fruta no madura al separarse de la planta, por ello, cuando la compramos, debemos estar bien seguros de que se encuentra en su punto óptimo.

En este enlace de la Federación Española de la Nutrición encontraréis más información sobre este alimento. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?