Alimentación

¿Cómo es la gastroenteritis en personas mayores? ¿Hay diferencias?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de abril de 2020

2 minutos

La mitad de los casos de este trastorno estomacal suele darse en personas mayores de 75 años

Cómo es la gastroenteritis en personas mayores

Las gastroenteritis resultan bastante comunes entre la población general, pero en especial en la mayor. Según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG @seggeriatria) la mitad de las mismas se suelen dar en personas mayores de 75 años. El principal síntoma que suelen presentar es la diarrea, pero también se manifiestan con cólicos, náuseas, vómitos y en ocasiones puede cursar con fiebre. Además puede haber otros que son más atípicos en este tipo de trastornos.

Falta de conciencia de la enfermedad

Las personas mayores pueden ser más susceptibles de padecer este trastorno estomacal porque su sistema inmune es menos eficiente a consecuencia del proceso de envejecimiento. Entre los principales riesgos en este sector es que al padecer una diarrea continua las posibilidades de sufrir una deshidratación se incrementan, sobre todo si no se detecta el problema. En ocasiones ocurre que no se es consciente del trastorno, algo que puede ocurrir en los mayores con algún tipo de deterioro cognitivo, y cuando se ha detectado puede haberse incrementado su gravedad.

Los síntomas varían ligeramente en personas mayores y aunque la diarrea líquida es el más evidente, a veces estos no lo vinculan a una gastroenteritis ya que no perciben la enfermedad y tardan en acudir al médico para consultar. Además a veces se presentan con otras manifestaciones menos frecuentes en estos casos como desorientación, caídas, torpeza o apatía.

La causa de gastroenteritis más común es la infección vírica, pero también se produce por bacterias, por la ingesta de alimentos en mal estado, por alergias o intolerancias alimentarias o por el consumo de algunos fármacos como los antihipertensivos, antiinflamatorios no esteroideos o inhibidores de la bomba de protones.

Intoxicaciones: Los cinco alimentos más peligrosos

El riesgo de la deshidratación

El problema más importante que pueden sufrir las personas mayores con gastroenteritis es que sufran una deshidratación a consecuencia de la diarrea. Por este motivo, es importante que al experimentar los primeros síntomas se adopten medidas para controlarla.

En primer lugar, los expertos recomiendan dejar de comer alimentos durante las primeras 8 o 12 horas, pero sin suprimir el agua u otros preparados especiales para estas situaciones como sueros orales que contienen sales para la rehidratación. La ingesta de líquido debe alcanzar entre un litro y medio o dos al día. A medida que se experimente mejoría se pueden introducir alimentos para ir comprobando si la infección se ha superado, pero sin dejar de tomar agua.

0

No hay comentarios ¿Te animas?