Salud

Autoexplora tu piel antes de tomar el sol

Olga Selma

Foto: BigStock

Miércoles 3 de junio de 2020

3 minutos

Los profesionales recomiendan una autoexploración al mes para poder detectar cualquier cambio

Autoexplora tu piel antes de tomar el sol

Durante los 18 primeros años recibimos el 80% de las radiaciones solares de nuestra vida, estima la Organización Mundial de la Salud y son las personas con la piel clara, lunares y ojos azules o verdes, las que tienen más predisposición a sufrir los efectos negativos del sol. El caso es que la incidencia de melanoma cutáneo sigue en aumento en Europa. Con unos 132.000 nuevos casos de melanoma cada año en el mundo y algo más de 4.000 en nuestro país, tal y como indica la Academia Española de Dermatología y Venereología (@aedv_es).

En este sentido, los profesionales recomiendan una autoexploración al mes para poder detectar cualquier cambio en nuestra piel. Aunque eczemas, urticaria, ampollas, verrugas y otras afecciones de la piel no son graves y desaparecen tras un tratamiento médico adecuado, en otros casos es necesario detectar de forma precoz cualquier anomalía en un lunar o lesión en la piel, para evitar enfermedades graves. Controlar, por ejemplo, la evolución de los lunares cada año o consultar al dermatólogo la aparición de cualquier mancha sospechosa en la piel puede resultar decisivo para el cuidado de la salud

El objetivo de la autoexploración de la piel es que conozcas sus características, y ante cualquier cambio, acudir al médico. Los cambios pueden ser tanto la aparición de una nueva lesión (lunar, mancha, costra…) como variaciones de una ya existente en su forma, tamaño, o color. Para hacer la autoexploración, nos situaremos frente un espejo para examinar el abdomen, región pélvica y piernas, brazos y antebrazos, manos, cara y cuello, sin olvidar la parte posterior de los codos y antebrazos, axilas, y debajo de las mamas. De espaldas al espejo, y con la ayuda de un espejo de mano, inspeccionaremos toda la parte posterior del cuerpo. Y todo ello, sin olvidar ninguna parte como la zona genital, la planta de los pies, las uñas o el cuero cabelludo.  

Si eres una de las personas que tienen muchos lunares, seguramente no tengas claro si hay cambios en alguno de ellos. Pero gracias a la ayuda de las tecnologías digitales, diferenciar una simple peca de un melanoma es más fácil. Una aplicación, avalada por la AEDV, evita las malas jugadas de que puede hacernos la memoria, con un seguimiento más eficaz de la evolución de los lunares o lesiones de nuestra piel piel. La App eDerma permite hacer fotos específicas de una zona del cuerpo, clasificarlas y almacenarlas, para poder valorar, con el paso del tiempo, si hay cambios a tener en cuenta y comunicárselos al médico. Así, cualquier persona podrá conocer más acerca de su patología dermatológica.

eDerma

Precauciones bajo el sol

El calor, cada año más intenso debido al calentamiento global, favorece la deshidratación, el cansancio, y empeora algunas enfermedades como la cistitis, la diabetes o el insomnio. Para hacer más llevadero el bochorno, los helados se convierten en uno de los productos más solicitados. Pero sus ingredientes, la leche, la lactosa, los huevos y los frutos secos, son los principales causantes de alergias alimentarias. Por eso, en verano hay un mayor número de casos de eczemas en la piel o urticaria.

La piel del rostro y del escote es la más fina, y en verano acostumbran a estar al descubierto, teniendo en cuenta que el 90% de los síntomas de envejecimiento están producidos por el sol, para evitar alergias, quemaduras, y posibles tumores, se recomienda usar protector solar, mínimo de factor 30, renovarlo a lo largo de la jornada y evitar las horas centrales del día. Y no solo en días soleados, sino también en los que el cielo esté cubierto, porque las nubes sólo bloquean entre un 10% y un 20% de la radiación solar. Además, el riesgo de sobreexposición al sol es mayor en estos casos porque sentimos menos calor. 

También es fundamental hidratar la piel a diario, pero no sólo mediante cremas, sino también beber mucha agua y mantener una dieta equilibrada rica en frutas y verduras. Además, para prevenir el envejecimiento de la piel, es importante recurrir a la vitamina C y E y a los ácidos grasos Omega 3, que potencian la respuesta contra los radicales libres.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?