Avances

Un grupo de científicos consigue restablecer funciones básicas cerebrales en cerdos sin vida

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 27 de junio de 2019

2 minutos

Aplicando el sistema BrainEx lograron recuperar las conexiones de algunas de sus neuronas

Un grupo de científicos consigue restablecer funciones del cerebro en cerdos fallecidos

Al igual que muchos de los aspectos que rodean la vida son objeto de investigación también lo son aquellos que tienen que ver la muerte. Respecto a este último punto, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de Yale (Estados Unidos), ha conseguido algo que hasta ahora inédito, que es recuperar algunas funciones básicas de cerebros independientes (separados del cuerpo) de cerdos, varias horas después de su fallecimiento.  

Cerebros aislados de cerdos

Nenad Sestan, de la Escuela de Medicina Yale, y su grupo de investigadores han empleado un sistema artificial creado por ellos mismos que se llama BrainEx, diseñado para atenuar algunos de los procesos responsables de la degradación del tejido en cerebros post mortem. Para aplicarlo escogieron 32 cerebros de cerdos sacrificados previamente en un matadero.

Así, después de cuatro horas muertos les introdujeron durante seis horas mediante bombeo una solución llamada BEx perfusate. Esta es una mezcla patentada de agentes protectores, estabilizadores y de contraste, que actúan como sustitutos de la sangre, en las arterias principales del cerebro aislado a la temperatura corporal normal.

Por lo que se sabía hasta hora si el cerebro deja de recibir riego sanguíneo se producen una serie de daños irreversibles y las neuronas comienzan a morir. Pero ahora con este hallazgo, se pone en cuestión que esta muerte celular “sea inevitable minutos u horas después de que se interrumpa dicho riego”, ha asegurado Sestan. En el experimento los cerebros estuvieron sin flujo durante varias horas y a pesar de ello algunas de las neuronas recuperaron la actividad de sus conexiones.

Cerebro humano

Recuperar parte de la conciencia

Hay que matizar que no se logró la recuperación total de la actividad cerebral, tan solo se apreció sincronización en las conexiones de las neuronas, algo que permite por ejemplo que haya cierto grado de conciencia o percepción. Solo se ha logrado una activación del cerebro desde un punto de vista celular, pero no se ha llegado al estatus de “cerebros vivos”. Y en un principio este no era el objetivo del estudio, han matizado los autores.

Lo que ha demostrado esta terapia, según sus investigadores es que los daños cerebrales tras la interrupción de la circulación de la sangre en el cerebro, no son irreversibles tal y como se pensaba. Así ahora se ha descubierto que es un proceso gradual, de modo que se podría intentar posponer o incluso revertir. De hecho, los descubridores de este hallazgo no pensaron que iban a llegar tan lejos y obtener estos resultados.

Gracias a este método, por tanto, se puede intentar conocer con más precisión qué es lo que le ocurre al cerebro cuando deja de recibir sangre. Y esto puede ayudar en las investigaciones de enfermedades como el ictus o en traumatismos craneales. Con este sistema se abre el campo también para estudiar posibles terapias protectoras de las neuronas, han indicado los científicos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?