Avances

La impresión 3D en cirugía torácica mejora la planificación y optimiza el tiempo de las operaciones

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de julio de 2019

4 minutos

Permite conocer previamente la anatomía de cada paciente y así estructurar mejor cada intervención

La impresión 3D en cirugía torácica mejora la planificación y optimiza el tiempo de las operaciones
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de julio de 2019

4 minutos

El uso de la tecnología 3D en la medicina es una realidad constatada que se lleva empleando desde hace un tiempo con buenos resultados en algunos casos. Esto es así por ejemplo en la cirugía torácica, ya que desde el año 2017 se han realizado más de 80 intervenciones de este tipo empleando prototipos, según indican desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía (Separ @SeparRespira). Utilizar estos modelos 3D permite a los especialistas conocer previamente la anatomía de cada paciente y planificar mejor la cirugía. De este modo, las situaciones se abordan mejor, de una forma más segura, y se optimiza el tiempo, pues se puede preparar con precisión todo el instrumental quirúrgico que se va a necesitar.

Modelos personalizados

El doctor Carlos Fernando Giraldo Ospina, de Málaga, miembro de la Separ, explica que el objetivo de las impresiones anatómicas 3D para las operaciones médicas, es generar modelos específicos para cada paciente y practicar así una medicina personalizada. Eso permite a su vez que “el cirujano tenga una mayor certeza de la anatomía del enfermo a tratar, lo que suscita un aumento de la confianza del profesional especializado y repercute en una mayor seguridad del afectado, además de una mejor planificación de la operación, acortando los tiempos”.

En este sentido son varios los proyectos que se están desarrollando en nuestro país. Destaca el impulsado por el grupo de ingenieros de la Subdirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones del Servicio Andaluz de Salud (Salud Tecnolab), de Jaén, encabezado por el ingeniero Carlos Ilia Herraiz Montalvo en colaboración con varios especialistas. Este grupo ha desarrollado modelos físicos 3D que ya están permitiendo esa personalización en centros de Jaén y Málaga.

Estos modelos se elaboran de forma conjunta entre ingenieros y cirujanos torácicos. Primero, se parte de una tomografía que se hace previamente al paciente y que reúne las características necesarias para crear el modelo 3D. Después, se decide el área anatómica de la que se necesita el prototipo y los ingenieros lo desarrollan digitalmente. Tras comprobar que todos los parámetros son los correctos se procede a la impresión, que siempre debe contar con la aprobación de los médicos.

Protesis 3D (Bigstock)

El eslabón para la realidad virtual y la Inteligencia Articial

Desde el comienzo de este proyecto hace tres años, dicha tecnología se ha empleado en múltiples especialidades como Cirugía Torácica, Cirugía General, Cirugia Máxilofacial, Neurocirugía, Traumatología y Cirugía Pediátrica, y ha estado presente en casi más de 200 intervenciones en Andalucía. A día de hoy, son muy pocos los centros en el mundo que están trabajando con este método, pero los expertos aseguran que los modelos tridimensionales estarán al alcance de más personas con el tiempo.

Por el momento, se han desarrollado impresiones en 3D para tráquea, bronquios, venas, arterias y huesos. Los más habituales para la especialidad de Cirugía Torácica son los de venas y arterias, que también se están utilizando para operar cáncer de pulmón, seguidos de estructuras óseas.

El doctor, Carlos Fernando Giraldo Ospina, del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, considera que estos prototipos se han convertido en el primer eslabón para emprender nuevas tecnologías de realidad virtual o mixta y de inteligencia artificial, para cirugía torácica. Además, en su opinión a la vista de los resultados que se están obteniendo cada vez son más las especialidades quirúrgicas que demandan este servicio.