Avances

Predecir la rigidez de los huesos regenerados tras una fractura ya es posible

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 6 de enero de 2020

1 minuto

La regeneración ósea se emplea para restituir la masa ósea allí donde el paciente lo necesita

Predecir la rigidez de los huesos regenerados
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 6 de enero de 2020

1 minuto

Las personas mayores son el colectivo que más caídas y lesiones sufre, poniendo en serio peligro la seguridad de su sistema óseo, uno de los más delicados a medida que avanza la edad. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística (@es_INE) y el proyecto Sanitas Data Salud (@SanitasData), "siete de cada diez personas mayores de 65 años que sufren una caída en España padecen consecuencias, y en uno de cada diez casos las consecuencias son graves, como fracturas en la cadera, lo que dificulta la independencia de las personas mayores y puede llevar a su fallecimiento".

En este sentido, la recuperación adecuada del paciente resulta fundamental para que recobre la calidad de vida de la que disfrutaba antes del accidente. Es aquí cuando entra en acción la osteogénesis, que es el proceso natural por el cual los huesos se regeneran a lo largo de la vida y, en especial, cuando el individuo en cuestión sufre alguna fractura.

Es cierto que el paciente puede recurrir a algunas técnicas quirúrgicas para concluir cuanto antes este proceso, sin embargo, lo más natural es dejar que el propio hueso se recomponga por sí solo a través de la producción de nuevas células.

Predecir la rigidez de los huesos regenerados

El siguiente paso: alcanzar la rigidez adecuada

En este tipo de casos, el problema suele aparecer a la hora de comprobar la rigidez que presenta el hueso dañado, fundamental para que el paciente recupere por completo la movilidad y se desprenda así de las posibles secuelas. Una revisión que podría haber encontrado el método perfecto para determinar al 100% el estado del hueso.

Investigadores de la Universidad de Huelva (@UniHuelva), la Universidad de Sevilla (@unisevilla) y el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla (@HospitalUVRocio) han desarrollado un sistema que, por primera vez, combina varias técnicas ya existentes que tienen como objetivo conocer las características del nuevo tejido para precisar cuándo está totalmente curado.

Más concretamente, recurren a un proceso llamado distracción osteogénica, "un procedimiento de regeneración ósea en el que se utiliza un elemento denominado distractor que separa progresivamente los segmentos de un hueso fracturado y estabiliza inicialmente el hueso. Este mecanismo ejerce unas fuerzas sobre el llamado callo de fractura, el nuevo tejido que va formándose para conectar los extremos de la lesión y se utiliza en cirugía habitualmente para corregir defectos", explican sus responsables en un comunicado.

Su función es la monitorizar las propiedades mecánicas del nuevo hueso y saber a ciencia cierta cuando este ha alcanzado la rigidez necesaria. Para ello también han utilizado un estímulo mecánico y una serie de cargas que se encargan de que el nuevo tejido óseo crezca favorablemente, así como una Tomografía Axial Computarizada (TAC), que observa las propiedades del mismo de manera más visual, y otras técnicas nanométricas.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?