Avances

Últimos avances en tipos de cáncer comunes: próstata, ovario, mama y pulmón

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 5 de octubre de 2019

3 minutos

Las terapias se han mostrado en el Congreso anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO)

Últimos avances en algunos de los tipos de cáncer más comunes próstata, ovario, mama y pulmón

El Congreso anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que acaba de celebrarse recientemente en Barcelona ha sido el escaparate principal para dar a conocer los últimos avances respecto a los tipos de cáncer más frecuentes. Cerca de 29.000 especialistas en esta enfermedad pertenecientes a 138 países han dado a conocer las principales novedades terapéuticas además de debatir sobre diversos aspectos relacionados con la administración de las terapias o el coste elevado de algunos fármacos.

Cáncer de próstata

En este tipo de tumor destacan los resultados del estudio PROfound en el que se ha testado el fármaco olaparib, una terapia oral dirigida a tumores cuyas células tienen defectos en la reparación del ADN. El estudio ha reflejado que olaparib es eficaz en la ralentización de la progresión del cáncer de próstata, que se retrasó en torno a los cuatro meses cuando este se comparaba con una terapia hormonal, y en mejorar la supervivencia a largo plazo (por encima de los tres meses).

omo aspectos negativos, destacar que este medicamento produce efectos adversos significativos como anemia y náuseas, por lo que en la práctica clínica los pacientes tendrán que ser monitorizados con atención, según los expertos.

Por otra parte, dos estudios Radicals-RT y Artistic, han demostrado datos positivos en el abordaje los pacientes operados de cáncer de próstata. Normalmente a estos enfermos se les somete a radioterapia preventiva tras la intervención, pero en estos ensayos no se ha seguido este protocolo y no se ha aplicado, esperando a hacerlo solo en el caso de haber una recaída.

Los resultados obtenidos en el primer estudio, tras un seguimiento medio de cinco años han demostrado que la supervivencia libre de progresión bioquímica era del 85% en el grupo que fue radiado tras la cirugía y un 88% en aquellos del grupo de observación. Los del segundo han obtenido resultados similares y aunque es cierto que estas diferencias no son estadísticamente significativas, los expertos afirman que sí se podría evaluar que “la radioterapia posoperatoria podría evitarse o demorarse en algunos varones con cáncer de próstata sin empeorar su pronóstico”.

Cáncer de próstata y prostatitis: ¿en qué se diferencian?

Cáncer de ovario

El estudio Paola-1 ha puesto en evidencia las ventajas que supone añadir un segundo fármaco al tratamiento estándar actual que se administra tras la cirugía para prevenir las recaídas del cáncer de ovario. En concreto, añadir el inhibidor PARP olaparib junto a bevacizumab puede extender la supervivencia libre de progresión (de recaídas) en pacientes con cáncer de ovario avanzado que poseen o no la mutación en el gen BRCA.

La reducción del riesgo de progresión de la enfermedad fue del 41% en las mujeres que recibieron olaparib. Un efecto que fue más marcado en el subgrupo de mujeres con mutación en el gen BRCA, en las que la reducción del riesgo alcanzó el 69%. “Este estudio documenta la mayor reducción en la tasa de riesgo y la supervivencia libre de progresión más prolongada observadas hasta ahora”, matiza la profesora Isabelle Ray-Coquard de la Universidad Claude Bernard de Lyon (Francia).

Cáncer de mama

En cuanto a este tumor destacar que los datos presentados en dos estudios han evidenciado que el tratamiento con fármacos inhibidores de CDK4/6 en combinación con fulvestrant mejoran la supervivencia global de pacientes con cáncer de mama avanzado con receptores hormonales positivos (HR+) y HER2 negativo. Además, un tercer estudio sobre inmunoterapia en cáncer de mama ha dado resultados positivos respecto a uno de los subtipos más agresivos: el triple negativo.

Los beneficios de la fisioterapia para un paciente que sufre cáncer de mama

Cáncer de pulmón

Los ensayos Flaura y Checkmate 227 avalan el empleo de nuevas alternativas terapéuticas a la quimioterapia en primera línea de tratamiento en cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado. Ambos ensayos han expuesto una mejora de la supervivencia global.

El primero refleja el empleo de un medicamento oral de nueva generación además de retrasar progresión de la enfermedad, incluida la cerebral, mejora la supervivencia sin incrementar la toxicidad. Sin embargo, los pacientes estudiados solo representan un 10-15% de los afectados por tumores pulmonares. “Será necesario seguir investigando para mejorar aún más estos resultados”, explica la doctora Pilar Garrido, jefa de la Unidad de Tumores Torácicos del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. 

Mientras que el Checkmate 227 ha reflejado que la combinación de dos inmunoterapias en esta clase de tumor ha resultado ser eficaz y además de bien tolerada. No obstante, según Garrido, “ahora el reto es ver cómo identificar a los pacientes que obtendrán el mayor beneficio de esta estrategia considerando que para muchos pacientes retrasar el uso de quimioterapia es importante.”

0

No hay comentarios ¿Te animas?