Salud

Cómo empezar a correr desde cero siendo mayor

Olga Selma

Foto: BigStock

Domingo 31 de mayo de 2020

3 minutos

Nunca es demasiado tarde para empezar a mejorar nuestra salud y estado físico

Cómo empezar a correr desde cero siendo mayor

Aunque cuando alcanzamos cierta edad, hay personas que limitan las actividades físicas a salir a caminar, o a hacer ejercicios suaves como el baile o el aquagym, las investigaciones nos dicen que las personas mayores son capaces de mucho más. Y correr aporta una amplia gama de beneficios para la salud física y mental.

Correr ayuda a regenerar la densidad ósea. Cualquier ejercicio que soporte peso, como el baile, el boxeo o el entrenamiento de fuerza, tiene el mismo efecto. Pero correr ayuda a regenerar la densidad ósea en los huesos que soportan la mayor parte de nuestro peso. Esto es especialmente importante para las piernas, las caderas y la columna porque solo generan masa ósea cuando están sometidos a estrés mientras están en posición vertical.

Correr también puede reducir los efectos de los sofocos y mejorar el estado de ánimo, mejora la salud cardiovascular y circulatoria, facilita una mejor calidad de sueño, y puede suponer un cierto alivio de la artritis. Además, una vez que empezamos a correr, pasamos a formar parte de una amplia red social, con los beneficios psicológicos que ello supone

Veamos como empezar a correr de forma segura, a cualquier edad.

Grupo de corredores

Pasa un examen médico

Cualquier persona que quiera empezar a correr, independientemente de su edad, debe consultar primero a un médico. Esto asegurará que su corazón, pulmones y huesos puedan manejar el estrés que sufrirán con la práctica de este deporte. Además, también debemos tener en cuenta cualquier signo de enfermedad cardíaca, diabetes o si hay limitaciones ortopédicas para tomar las precauciones oportunas.

Hazte con el equipo adecuado

Correr es un deporte de poco equipamiento. Sin embargo, hay algunas piezas clave. Las zapatillas de correr deben ser las adecuadas para nosotros, porque son la mejor defensa contra las lesiones. Apoyan los arcos del pie y absorben parte del impacto de cada pisada. Esto disminuye el potencial de ciertas lesiones y hace que el corredor se sienta más cómodo.

El equipo adicional debe incluir pantalones cortos o pantalones específicamente para correr, sostenes deportivos, calcetines cómodos y un suéter con cremallera.

Selecciona un plan de entrenamiento apropiado

El plan de entrenamiento debe comenzar en tu nivel de condición física actual, tal y como recomienda el National Health Service. Caminar es una excelente manera para empezar los entrenamientos, sobre todo para los corredores mayores o aquellos que han sido sedentarios durante largos períodos de tiempo.

Si nunca hemos corrido, debemos empezar lentamente en cuanto a velocidad, distancia y frecuencia. Ir demasiado lejos, demasiado rápido o con demasiada frecuencia, al principio, inevitablemente provocará lesiones. Además, los corredores más maduros también tienen éxito cuando se centran en la distancia, en lugar de la velocidad.

El estiramiento previo a la carrera tiene beneficios obvios, ya que los estiramientos calientan los músculos y nos ayudan a evitar lesiones. Mientras que estirarse después de la carrera ayuda a eliminar el ácido láctico adicional que se ha acumulado en los músculos y a aflojar la tensión adquirida durante la carrera, en los hombros y la parte superior de la espalda.

Correr es un gran ejercicio. Pero, en el caso de las personas mayores, debe ser parte de una rutina global de entrenamiento, en la que los ejercicios de resistencia y el entrenamiento con pesas también tengan su lugar, porque alientan al cuerpo a mantener y, posiblemente, agregar músculo. 

Si, estos días, te has decidido a empezar a correr, toma las precauciones necesarias y hazlo con calma, alternando la actividad física con el descanso, y sobre todo, escuchando a tu cuerpo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?