Salud

Consejos para mejorar la bursitis de hombro en personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bisgstock

Jueves 1 de agosto de 2019

2 minutos

Esta patología puede resultar dolorosa y lo primero que requiere es el descanso de la articulación

Bursitis en el hombro

La bursitis de hombro o subacromial surge cuando la pequeña bolsa que contiene el líquido sinovial que protege el manguito rotador del hombro se inflama. Como señala la Sociedad Española de Reumatología (@SEReumatologia), esta es una de las patologías que se incluyen entre las enfermedades que desencadenan el llamado hombro doloroso, frecuente en adultos mayores y también en deportistas o personas que realizan trabajos que implican cargar peso.

Cómo aliviar el dolor de la bursitis de hombro

En primer lugar, es importante averiguar qué provoca la inflamación de la bolsa (bursa) que contiene el líquido necesario para minimizar la fricción en la articulación. La bursitis resulta especialmente dolorosa al levantar o extender el brazo y, mientras ese dolor y esa inflamación persistan, hay que procurar no hacer trabajar al hombro más de lo necesario, es decir, se recomienda mantenerlo en reposo todo lo posible.

Fisioterapeutas de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla (@HVictEugenia) recuerdan la importancia de establecer un diagnóstico claro de esta enfermedad, para iniciar así el tratamiento adecuado. Además, indican que la fisioterapia manual, combinada con medicamentos antiinflamatorios y/o analgésicos, suele ser el tipo de terapia más efectiva en estos casos y a la que se recurre de manera habitual.

Bursitis de hombro

También en casa puedes seguir una serie de medidas que alivien los síntomas de la bursitis de hombro. Entre los consejos que recoge la Asociación Malagueña de Artritis Reumatoide (AMARE), destaca la aplicación de frío en la zona afectada. Algo tan sencillo como colocar una bolsa con hielo (cubierta por un paño) sobre la articulación dolorida puede ayudar a reducir la inflamación y minimizar la sensación de dolor.

Los suaves masajes con aceites esenciales, especialmente de nuez moscada o de menta, también pueden resultar efectivos a la hora de calmar el dolor agudo en el hombro que causa la bursitis. En ocasiones, el médico puede aconsejar el uso de algún tipo de férula específica o elemento de ortopedia que contribuya a proporcionar al hombro el reposo y la inactividad temporal que necesita.

En resumen, la bursitis de hombro se puede aliviar con la aplicación de frío local, fármacos que ayuden a combatir el dolor y la inflamación y fisioterapia específica para que la articulación no pierda su capacidad de movimiento. La consulta con el especialista para averiguar su origen es también una medida básica.

0

No hay comentarios ¿Te animas?