Cuídate

El mal aliento puede evitarse con estos remedios caseros

Victoria Herrero

Lunes 11 de marzo de 2019

2 minutos

La incómoda halitosis puede deberse a una mala limpieza bucal, entre otros factores

Halitosis o mal aliento (bigstock)
Victoria Herrero

Lunes 11 de marzo de 2019

2 minutos

La halitosis es un problema incómodo y desagradable. Una afección bucal que puede deberse a una deficiente higiene de nuestra boca pero también a otros muchos más factores como puede ser la presencia de bacterias, caries, enfermedades digestivas o respiratorias, determinados hábitos alimenticios o al abuso de sustancias nocivas como el alcohol o el tabaco como explican desde el Colegio de Dentistas de Guipúzcoa. 

El hedor que desprende la boca es el síntoma más evidente y desagradable del mal aliento, pero también hay otros como el hecho de que haya una capa de sustancia blanca en la lengua, tengamos la boca seca o cierto regusto metálico. Por todo ello, los dentistas recomiendan una serie de pautas para acabar con la halitosis. Así, si el problema radica en la misma boca se aconsejará llevar a cabo una limpieza profunda en la misma clínica dental, acompañada de unos buenos consejos para mantener sana la zona bucal y desterrar todo aquello que nos provoca ese mal olor.  

Remedios naturales para el mal aliento

Estas medidas se pueden acompañar de una serie de tratamientos caseros para combatir este molesto problema de salud. 

  • Si un día has comido cebolla o ajo en tal cantidad que hace que tu boca no huela muy bien, el perejil es un buen remedio. Así, puedes masticarlo de forma directa o bien prepararte una infusión con unas ramitas y añadirle un par de clavos de olor al agua. Usa este líquido como un enjuague de lo más natural. 
El perejil puede ayudarte como remedio natural del mal aliento (Pixabay)
  • Si tienes un pequeño huerto con plantas aromáticas en tu casa estás de enhorabuena. Muchas de ellas pueden ser muy efectivas como remedio casero para tratar este problema de salud bucal. Así, puedes prepararte tisanas de menta, tomillo –para curar llagas bucales–, salvia –antibacteriana– o romero. Incluso masticar hojas de apio aportará una dosis extra de frescor
  • Cuando la halitosis, más que a una escasa limpieza dental, se deba a problemas digestivos, puedes recurrir a otro método natural como son semillas de cardamomo, que puedes tomar después de la comida.