Cuídate

Terapia de pareja, una ayuda que puede resultar eficaz también para personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 26 de mayo de 2019

3 minutos

Mejorar la relación o marcar pautas para una ruptura lo menos traumática posible son sus objetivos

Terapia de pareja para personas mayores
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 26 de mayo de 2019

3 minutos

Los problemas diversos de convivencia que pueden surgir en una pareja, no son algo exclusivo de una determinada etapa de la vida. También matrimonios que han convivido durante años, o personas que han iniciado una relación pasados los 60 pueden ver que la falta de comunicación se instaura entre ellos por motivos que pueden ser de lo más diverso, como apuntan expertos psicólogos.

Factores relacionados con problemas de salud, con la monotonía de la propia convivencia, con los cambios en el comportamiento sexual o con acontecimientos concretos, como un bache económico, la pérdida de un ser querido o simplemente la jubilación y el sentimiento de que algo “se ha acabado"... Los motivos por los que una pareja puede pensar que ya no tiene sentido seguir juntos son de todo tipo y en estos casos, la edad tiene poco que ver.

¿Cómo funciona una terapia de pareja y para qué puede valer?

Hay gente bastante reacia a todo lo que implique que una “tercera persona” pueda conocer los problemas que afectan a sus relaciones, pero, cuando realmente una convivencia resulta insostenible, buscar una posible ayuda y solución es siempre una buena idea.

Como explican los propios psicólogos, las terapias de pareja no son un remedio mágico para salvar a toda costa un matrimonio (entre otras cosas porque, tal vez, la separación sea lo mejor). Se trata siempre de un tipo de terapia personalizada, en la que se aplican técnicas específicas, válidas para una pareja en concreto, que inciden principalmente en las habilidades de comunicación que permitan detectar cuáles son las dificultades concretas que existen y que hacen que la relación no resulte satisfactoria. La terapia de pareja puede ayudar a identificar el problema, primer paso para buscar una solución y, si no la hay, también puede ser un buen método para evitar que el impacto emocional de la ruptura afecte de manera negativa en la salud psíquica e incluso física, de los miembros de la pareja.

Según cada caso, el psicólogo establecerá qué tipo de terapia es la adecuada: individual, los dos juntos, en grupo… La decisión de intentar salvar una relación de pareja o, por el contrario, darla por terminada, siempre debe basarse en una comunicación fluida y positiva que, a veces, necesita ayuda externa para que se produzca y funcione. Para eso están las terapias de pareja, pensadas para novios, recién casados, parejas maduras u octogenarias… amor y discusiones no entienden de años.