Deporte para mayores

¿Es bueno correr por la playa? Te contamos los pros y los contras

Ruth Macarrón

Sábado 11 de mayo de 2019

1 minuto

Una actividad perfecta para hacer al aire libre, pero que requiere precauciones

¿Es bueno correr en la playa? (Bigstock)

Sabemos de los beneficios que nos aporta correr a cualquier edad. Si ya eres aficionado al running y tienes la suerte de cambiar de residencia durante el verano, o pasar algunos días de vacaciones junto al mar, quizá te estés planteando si es bueno correr por la playa. Un ambiente más húmedo y menos contaminado tiene muchos efectos positivos sobre nuestro organismo, pero es necesario tomar algunas precauciones. Te las contamos.

Correr por la playa: un terreno natural

Si estás habituado a correr durante todo el año, trasladar tus carreras a la playa puede ser una buena opción. Por una parte te estarás ejercitando más que si corres en asfalto o cinta, por las irregularidades del terreno, pero precisamente por eso existe un mayor riesgo de lesiones.

Desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid alertan del peligro de hacerlo descalzo o sin el calzado adecuado. Mientras que caminar a la orilla del mar puede ser un ejercicio muy tonificante para tus pies y piernas, correr descalzo por la playa hace que aumenten “los problemas lumbares, esguinces, fascitis plantar, periostitis tibial o, incluso, las fracturas por sobrecarga”. No olvides por tanto, tu calzado habitual, y úsalo en la playa para correr o practicar otro tipo de deportes, como el fútbol o el voleibol.

Si te estás introduciendo en la práctica del deporte, aprovecha la época estival para pasear al aire libre. Un paseo a la orilla del mar puede ser una buena forma de comenzar a ejercitarte, puedes empezar con 10 minutos e ir aumentando progresivamente cada día, hasta llegar a al menos 30 minutos 5 días a la semana, para beneficiarte de sus virtudes. Si lo haces junto al mar, recuerda pisar en la arena más mojada, y si te sientes inseguro mejor hazlo calzado, para evitar caídas o torceduras de tobillo.

El ejercicio en verano

Además de las recomendaciones propias que hay que tener a la hora de correr por la playa, nos recuerdan que evitemos las horas centrales del día e incluso las jornadas más calurosas. Un golpe de calor puede ser muy peligroso, por lo que debemos tener especial cuidado para mantenernos hidratados y protegernos la cabeza con gorra o sombrero.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?