Salud

Enganchados a Internet: el riesgo de un uso abusivo o adictivo crece durante la pandemia

Olga Selma

Foto: BigStock

Lunes 4 de mayo de 2020

3 minutos

Descubre las señales de alarma

Enganchados a Internet: el riesgo de un uso abusivo o adictivo crece durante la pandemia

Hacer videollamadas, enviar mensajes y consultar noticias son algunas de las acciones que más hacemos durante el confinamiento. La tecnología está siendo, estos días, un gran aliado que nos permite mantener el contacto con el mundo exterior, pero los psicólogos advierten de los peligros de un mal uso de la red, sobretodo entre las personas que viven solas.

Normalmente, las tecnologías de la comunicación nos permiten mantener una comunicación con nuestra familia y conocidos, compartir conocimientos, desarrollar nuevas habilidades y capacidades mediante juegos, momentos de ocio, comprar por comercio electrónico, así como realizar trámites burocráticos online, que estos días nos resultan de gran ayuda.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referentes a 2019, el 80,9% de los hogares con al menos un miembro de 16 a 74 años dispone de algún tipo de ordenador (de sobremesa, portátil, tablet...) y un 77,6% de las personas entre 16 y 74 años se conecta diariamente a Internet, incluso el 74,9% lo hace varias veces al día, unas cifras que también entra las personas mayores crecen año tras año.

Pero estas últimas semanas de confinamiento, durante las que los medios de comunicación están llevando a cabo una función divulgativa sobre el Covid-19 que nos permite seguir la evolución de la pandemia y conocer todas las recomendaciones de las autoridades, se han disparado las audiencias de los medios digitales. También las principales plataformas sociales, han experimentado un aumento de uso considerable. 

 

bigstock Retired Woman Is Using Mobile  320592355

 

Además, la imposibilidad de salir de casa puede incentivar que conectarse a Internet, escuchar música, ver videos, buscar información, visitar un perfil en una red social, publicar fotos, descargar películas, chatear, o publicar mensajes se esté convirtiendo en una constante, en detrimento de otras actividades. En este sentido, cabe destacar que etre un 17% y un 19% de los adultos mayores de 55 años juega a videojuegos en el 'smartphone', según una investigación de Andrea Rosales, investigadora del grupo Redes de Comunicación y Cambio Social (CNSC) del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC, un dato que muestra que los mayores son también usuarios aventajados de estas tecnologías. Y es que el uso patológico de Internet empieza como una afición, pero después de un tiempo empieza a ocupar una parte importante en nuestra vida, convirtiéndose en un escapismo de una realidad, que a veces no queremos afrontar. 

Comportamientos de riesgo

Dormir menos para estar más tiempo conectados, descuidar actividades importantes y obligaciones cotidianas, así como pensar en conectarnos constantemente son algunas señales de alarma, según los expertos. Al diagnóstico de adicción muchas veces se llega después de que los profesionales profundicen sobre el por qué de síntomas psicosomáticos de todo tipo (falta de sueño, nervios, erupciones cutáneas ...), ya que es difícil que sea el mismo paciente el que dé cuenta de su problemática.

Ante un uso abusivo de las tecnologías digitales, deberemos establecer unas normas básicas, así como tomar conciencia del problema existente. La avalancha de informaciones relacionadas con el coronavirus es una constante en estos días nos puede llevar caer en la sobreinformación. Por ello, establecer momentos de desconexión, practicar técnicas de relajación y centrarnos en actividades de ocio compartidas, si estamos conviviendo con otros familiares. no permitirá aumentar el control sobre los momentos en que nos conectamos. El cultivo de aficiones que no impliquen el uso de las redes, y poner mayor atención a las obligaciones cotidianas son algunas de las recomendaciones que también podemos seguir.

¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas?¿cuántas veces al día miras el correo electrónico o las redes sociales?¿cuántas horas al día crees que pasas navegando por Internet, Facebook, Twitter ...?¿duermes menos horas porque te quedas hasta tarde conectado?¿sientes ansiedad si no recibes regularmente mensajes?¿puedes imaginarte un día sin el móvil? son algunas de las cuestiones a plantearnos para saber si nuestras rutinas son saludables. 

Para hacer un autodiagnóstico hay multitud de tests disponibles online, como el de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que podemos contestar y en caso de que la mayoría de respuestas sean afirmativas, seremos más conscientes de nuestras dinámicas de comportamiento. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?