Salud

Ensaladas marineras, una manera diferente de tomar marisco sin caer en excesos

65ymás

Sábado 22 de agosto de 2020

2 minutos

La Fundación de Nutrición recomienda la ingesta de mariscos

Prueba estas salsas para acompañar tus ensaladas

La ingesta variada de mariscos tiene efectos positivos en la alimentación. Así lo señala la Fundación Española de Nutrición (FEN) que afirma que existe una extensa variedad de mariscos, por lo que resulta bastante complicado hablar de sus valores nutricionales en conjunto, sobre todo si incluimos, crustáceos, moluscos y cefalópodos.

Ensaladas marineras

Aun así, como características aplicables a la mayoría, destacan su escaso aporte en hidratos de carbono y su alto contenido en proteína, lo que los convierte en alimentos perfectos para una dieta sin exceso de calorías que ayude, además, a mantener en buen estado la masa muscular. La ensalada marinera es una opción saludable.

Ideas para combinar pescados y mariscos con otros alimentos

También el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación señala como cualidades nutricionales de un gran número de mariscos su bajo contenido en grasas saturadas y su riqueza en cuanto a minerales como el hierro, el selenio y el calcio. Por todas estas cualidades, prueba a hacer alguna de las originales y sencillas ensaladas con sabor a mar que te proponemos:

  • Ensalada de nécoras. Aunque te suene un poco extraño, puedes cocer las nécoras (ricas en Omega 3) y añádirlas a una ensalada verde en la que utilices alguna lechuga de hoja suave y jugosa (trocadero, hoja de roble…). Incorpora unos granos de maíz dulce y aliña con una vinagreta ligera, mejor con vinagre de manzana. Te sorprenderá.
  • Ensalada de arroz, gambas y salmón. Más que una ensalada se trata de un “plato único” por su valor nutricional. Prepárala colocando, en un bol, una base de arroz hervido. Añade unos tacos de salmón fresco, que debes haber dejado marinando, unos 10 minutos, en una mezcla de aceite de oliva, limón y eneldo. Pon, además, unas gambas cocidas y peladas y, finalmente, añade verduras de hoja verde variadas (vale ensalada de bolsa). Aliña con el mismo preparado con el que has macerado el salmón y, sin saberlo, acabas de preparar un estupendo poké hawaiano.
  • Ensalada de endivias con pulpo. Una manera distinta de tomar este cefalópodo que, además de proteínas, te va a dar una buena dosis de vitamina B12. Se trata de preparar un rejo de pulpo a la vinagreta (cebolla, pimiento, pepino…) y presentarlo utilizando como “cuenco” una endivia. Rico, saludable y original.
  • Ensalada de langostinos, aguacate y berros. Una mezcla inesperada que resulta deliciosa al paladar. Prepara la ensalada con los nutritivos berros como protagonistas (si no los encuentras, puedes sustituirlos por canónigos). Incorpora las colas de los langostinos, previamente hervidas, junto a finas láminas de aguacate y unos tomates cherry. Aliña con la vinagreta que más te guste teniendo en cuenta que debe llevar al menos unas gotas de limón.
  • Campera y marinera. Si te gusta la tradicional ensalada campera (con patata cocida) atrévete a innovar incorporando como ingrediente estrella unos “potentes” mejillones. Una receta clásica que se renueva y sorprende.
0

No hay comentarios ¿Te animas?