Salud

J.M. Mulet: "Comer sano no es tan complicado"

Olga Selma

Foto: Ed.Destino, Wikimedia Commons

Lunes 18 de mayo de 2020

5 minutos

Hablamos con el divulgador científico sobre la importancia de cuidar la alimentación y la salud

J.M. Mulet: ”Comer sano no es tan complicado”

El profesor de biotecnología e investigador en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, J.M. Mulet, analiza en sus últimos libros ¿Qué es la vida saludable?  y ¿Qué es comer sano? la evidencia científica que hay detrás de la información que nos llega. Hablamos con él sobre la importancia de cuidar nuestra alimentación y salud en los tiempos del coronavirus, así como sobre porqué no debemos creer las falsas informaciones, los mitos, y los remedios milagro que circulan sin fundamento científico.

Un científico con vocación divulgadora

J.M. Mulet (@jmmulet) es licenciado en química y doctor en bioquímica y biología molecular por la Universidad de Valencia. Actualmente es profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y dirige una línea de investigación en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto del CSIC y la UPV. En paralelo a su labor académica desarrolla una amplia actividad como divulgador científico. Ha publicado, también, los libros Los productos naturales ¡vaya timo!Comer sin miedo (Premio Prismas 2014 al mejor libro de ciencia editado en castellano), Medicina sin engañosLa ciencia en la sombraTransgénicos sin miedo, y además es autor del blog Tomates con genes.

portada que es la vida saludable jm mulet 201906041353

 

PREGUNTA.- ¿Qué es para ti comer sano y llevar una vida saludable?

RESPUESTA.- Comer sano no es tan complicado, la teoría la tenemos clara: aumentar la proporción de frutas y verduras, comer cereales sin abusar, proteína animal principalmente de pescado, carne roja menos, y alcohol, bollería industrial y productos procesados cuantos menos mejor. Y la vida saludable, a parte de la dieta sana, consiste en no ser sedentario, moverse, estar activo y no dejarse engañar por los mitos y bulos de los que circulan por Internet o los remedios mágicos que se cuentan.

P.- En uno de tus libros nos recomiendas comer sin miedo, ¿a qué te refieres con esta afirmación y a que si debemos tenerle miedo en alimentación?

R.- Ahora que tenemos más comida que nunca, que hay menos gente pasando hambre y que la comida es más segura que nunca, de repente surgen un montón de miedos sobre si nos estamos intoxicando, si la comida cada vez es más artificial, si hay más cáncer por culpa de la comida, si esta tiene más pesticidas y por eso es menos sana… Y esto no es cierto. Nos preocupamos por la comida con sellos ecológico, light…y nos olvidamos de lo importante que es comer más fruta y verdura. La comida es sana y segura, pero comemos mal porque no nos fijamos en lo importante. Cada vez crecen más enfermedades como la obesidad, que es debida a un exceso de alimentación.

P.- Tus libros tienen el objetivo de orientar y resolver dudas. En los últimos títulos, analizas más de 200 mitos sobre alimentación y salud. ¿Qué mitos son los más peligrosos?

R.- En cuanto a la alimentación, los más peligrosos son sobre las dietas milagrosas, o las dietas radicales que consisten en hacer largos ayunos, o no comer hidratos de carbono pero sí hincharte a grasas…todo ello sin supervisión médica. Y en cuanto a los mitos de salud, tenemos gente que dice que cura el cáncer con hierbas, gente que cura el Ébola o el coronavirus…personas que te inducen a dejar un tratamiento válido por tratamientos sin evidencia científica, que pueden acabar con tu salud y tu cartera, por supuesto.

P.-En este sentido, cuando dices que las medicinas alternativas no son inocuas, ¿te refieres a esto?

R.- Si, aunque la homeopatía sean pastillas de azúcar, por el momento ya te ha hecho un daño en la cartera. Esto para empezar. Pero además, si realmente tienes una enfermedad grave y te estás tratando con homeopatía, estás perdiendo la oportunidad de seguir un tratamiento de verdad, con un impacto en tu salud.

P.- ¿Cómo podemos evitar ser engañados por estos falsos mitos?

R.- Lo importante es filtrar la información. La primera regla es no creerte nada que venga de WhatsApp o YouTube. Con esto ya filtras. Lo segundo, cuando alguien hace una afirmación que diga que estudios ha realizado al respecto, porque nadie se puede sacar una afirmación de la manga, la tiene que haber probado experimentalmente y publicado. Si una afirmación no va seguida de una publicación científica, ponla en duda.

Portada Que es comer sano

P.- ¿Antes se comía mejor? ¿en qué sí hemos mejorado?

R.- Antes no se comía mejor. Si las personas son mayores, se acordarán de que antes se comía lo que se podía, lo que había. Sobre todo, las personas muy mayores recordarán que la posguerra fue muy dura y me darán la razón. En España, había enfermedades carenciales hasta los años 60 o 70. En los pueblos, se comía de temporada, porque no había comercios, ni ultramarinos. Además, como la alimentación era muy poco variada, había problemas de bocio y pelagra, sobre todo en el interior.

Actualmente, hemos mejorado en seguridad alimentaria, ya no hay botulismo o tifus, que eran enfermedades que se cogían por los alimentos o el agua. También hemos mejorado en el suministro, ahora vas a un supermercado y puedes encontrar de todo durante todo el año. Tenemos frutas y verduras que hace 50 años nadie sabía lo que eran. ¿Alguien sabía lo que era un kiwi? ¿un mango? ¿una ternera Agnus? La variedad que tenemos ahora no la teníamos antes. Y el problema derivado es que con tanta variedad se nos olvida comer más fruta y verdura y por eso estamos cada vez más gordos y, después del confinamiento, mucho más.

P.- ¿Qué han aportado la ciencia y la tecnología a la alimentación?

R.- Si no fuera por la tecnología, ni tendríamos tanta comida, ni podríamos conservarla tanto tiempo para que llegue a todo el mundo. Tampoco tendríamos las variedades de frutas, verduras o animales que nos dan de comer. Variedades de tomate que se consideran las mejores, como el tomate Raf, apenas tienen 30 años de historia.

P.- ¿A qué información debemos prestar más atención en las etiquetas nutricionales?

R.- No debemos despistarnos con los sellos: ecológico, light…porque en el fondo son media verdad. Es decir, un bollo relleno de chocolate, con un sello "rico en hierro" no es un alimento saludable, porque es rico en hierro, pero la cantidad de azúcar y grasa que contiene sigue siendo muy elevada. Es mejor que a tu hijo le des un plátano o una manzana. No fijarse en los sellos, sino en comprar más fruta y verdura.

P.- ¿Cuales crees son los principales problemas de la alimentación en España?

R.- El problema es que cada vez comemos peor. Se ha visto que hay una disminución del consumo de pescado, así como que cada vez comemos menos ensaladas, fruta y verduras. Hay que volver a los vegetales.

P.- ¿Hay un temor infundado hacia los transgénicos y los pesticidas? ¿Estamos consumiendo alimentos cancerígenos?

R.- No, si estuviéramos consumiendo alimentos cancerígenos, aumentarían los casos de cáncer y no es el caso. Lo que si es cierto es que cada vez hay más población y esta población tiene más edad. La edad es un factor de riesgo para el cáncer. Pero los niveles de cáncer están estables y la mortalidad está bajando por los tratamientos y diagnósticos. No se ha visto que haya aumentado ningún tipo de cáncer en relación con la alimentación, del mismo modo que cuando salieron los teléfonos móviles no aumentó el cáncer, cosa que si que pasó con el tabaco. En cuanto a los pesticidas, estos están muy controlados, ni tendíamos que preocuparnos porque no llegan al plato. Y los transgénicos no han dado ningún problema de salud ni de medio ambiente.

P.- ¿Algún consejo específico para las personas mayores?

R.- Que no se preocupen de toda la información que les llega, no se agobien. Ahora que pueden salgan de casa y muévanse, no estén sentados; intenten comer más fruta y verdura, y si tienen alguna duda compren el libro.

0

No hay comentarios ¿Te animas?