Fisioterapia

¿Sabías que la fisioterapia acelera la recuperación de la gripe o el resfriado?

Rosa María Torres

Foto: Bigstock

Miércoles 12 de junio de 2019

2 minutos

La fisioterapia en los procesos gripales y catarrales ayuda a mejorar el estado físico y anímico

Gripe o resfriado común

El pasado mes de febrero la campaña 12 meses, 12 consejos para la salud ya puso de manifiesto la importancia de la fisioterapia en los estados de gripe o catarro. A través de un vídeo explicativo expusieron lo importante de esta modalidad para mejorar no solo el estado físico del paciente, también el ánimo, que es fundamental para el proceso de recuperación.

En esta campaña participaron el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) (@cfisiomad), el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia,  el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana y el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria.

Todos ellos fueron los encargados de poner de manifiesto la importancia de realizar ejercicios respiratorios diafragmáticos y de la parrilla costal, para poder expectorar, hacer menos acusados los episodios de tos y relajar la musculatura, reduciendo así sus molestias.

¿En qué consiste la fisioterapia respiratoria?

El objetivo principal es mejorar los síntomas y hacer desaparecer la enfermedad. Puede llevarse a cabo con terapia física –fisioterapia y ejercicios respiratorios– o mediante el entrenamiento muscular.

  • Drenaje postural. Su finalidad es acabar con las secreciones expulsándolas con la tos. Para llevar a cabo esta técnica, el paciente debe colocarse en la postura que le indique su fisio, que dependerá de la zona que se quiera drenar -. No puede realizarse después de las comidas porque se dan palmadas en la manera rítmica, con las manos huecas para desalojar las secreciones espesas que se quedan pegadas a los bronquios.
  • Educación de la tos. El profesional enseña al paciente a toser para que pueda mejorar el arrastre de las secreciones sin perjudicar la garganta.
  • Ejercicios respiratorios. Gracias a ellos el paciente aprende a mejorar la oxigenación y aumentar la función respiratoria.
La fisioterapia ayuda a educar la tos

¿Cuándo tengo gripe?

Es una enfermedad producida a causa de una infección respiratoria aguda, provocada por un virus. Se da con más frecuencia durante los meses de invierno, entre noviembre y marzo. Destacada por su alto contagio de unas personas a otras y, porque se pueden sufrir variaciones de año en año, lo que significa que cada año el virus se manifiesta de una forma diferente.

Cuando una persona se infecta suele tener escalofríos y fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y articulaciones, sensación de agotamiento profundo, congestión nasal, picor de garganta y tos seca. Lo bueno es que sus síntomas solo duran una semana (a veces 10 días) y no requiere hospitalización. Lo malo es que en los casos más complicados se puede transformar en una neumonía o enfermedad cardíaca. Por eso, siempre debe acudir a su médico de familia.

0

No hay comentarios ¿Te animas?