Salud

Gel hidroalcohólico y las manos: ¿es peligroso usarlo constantemente?

Ignacio Casanueva

Viernes 13 de noviembre de 2020

1 minuto

Gel Hidroalcoholico
Ignacio Casanueva

Viernes 13 de noviembre de 2020

1 minuto

Durante los últimos meses hemos prestado más atención a nuestras manos que durante los últimos años juntos. Tenerlas limpias en todo momento, y sobre todo desinfectadas, ha llevado a que en todos lo hogares, oficinas, comercios y sitios públicos haya un bote de gel hidroalcohólico. Incluso llegados a este punto nos hemos convertido en expertos “catadores” de estas cremas.

Su uso diario, varias veces durante la jornada, nos permiten que nuestras manos no contraigan ninguna enfermedad a través del contacto.

Un niño de tres años sufre quemaduras graves en un ojo causadas por gel hidroalcohólico

Pero ¿es bueno utilizar un desinfectante frecuentemente? Dependerá de las veces que lo usemos.

Lo primero que hay que aclarar es que este órgano actúa como una barrera frente a traumatismos, tóxicos, radiación, etc. Mantiene el equilibrio de fluidos y regula nuestra temperatura. En la superficie de nuestras manos existen tanto los gérmenes habituales (a los que llamamos flora residente), como los que contaminan nuestra piel accidentalmente (flora transitoria). Son estos los que se eliminan gracias a la limpieza y uso de estos productos, pero su exceso lleva unos riesgos.

El principal es el de sufrir lesiones en la piel, principalmente de dos tipos:

  • Dermatitis irritativa. Presenta sequedad e inflamación, se produce prurito y dolor (en algunas ocasiones) debido a la aparición de grietas o pequeñas heridas.
  • Dermatitis alérgica de contacto. Esta complicación es menos frecuente, cuya aparición puede ser provocada por alergia a alguno de los productos utilizados.

Además, existen otras complicaciones como la alteración del microbioma (cuando usamos estos desinfectantes, eliminamos todos los microbios que residen en nuestra mano, buenos y malos), aparición de grietas o alergia de contacto (puede desarrollarse en personas previamente sensibilizadas a sustancias concretas.

Recomendaciones

A continuación te dejamos algunas recomendaciones para cuidar la piel de tus manos:

  • Durante el lavado evita el agua caliente, lo ideal es usar agua fría o templada.
  • Se puede utilizar cualquier jabón, preferiblemente con pH neutro. 
  • Cuando nos sequemos, debemos hacerlo preferiblemente con papel desechable y sin frotar en exceso. 
  • Si vamos a usar guantes, no debemos colocárnoslos con la piel mojada porque aumenta el riesgo de irritaciones. 
  • No se debe aplicar gel hidroalcohólico tras el lavado de manos porque es innecesario.
  • Evita el contacto con los productos que utilizamos para desinfección de superficies, ya que suelen ser sustancias agresivas para la piel.
  • Y por último, aplica cremas hidratantes tras el secado
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?