Salud

La importancia de airear nuestras casas cada mañana

Teresa Rey

Jueves 16 de abril de 2020

2 minutos

Se trata de una manera sencilla y eficiente para ayudarnos a mantener una vida saludable

La importancia de airear nuestras casas cada mañana. Foto: Bigstock

No lo decimos nosotros, lo dice el Ministerio de Sanidad en sus recomendaciones para un mantener una 'vida saludable', es importante ventilar cada día nuestras casas, sobre todo en invierno si se han utilizado braseros o estufas de cualquier tipo (butano, parafina...). Con esta simple medida podrían evitarse intoxicaciones y además una buena ventilzación nos aporta oras bondades.

No solemos ser conscientes de ello, pero en nuestro hogar son muchas las sustancias y elementos que pueden resultar nocivos para la salud, desde algunos agentes químicos presentes en los productos de limpieza, hasta la humedad concentrada en exceso o el polvo en suspensión que pueda haber en cualquier habitación. Todo ello sin olvidar por ejemplo, el humo que pueda generarse al cocinar, el dañino humo de un cigarrillo, los insecticidas y aerosoles en general que utilizamos habitualmente, o las sustancias tóxicas que tal vez desprenda la pintura de las paredes.

Ventilar la casa cada mañana ayuda a la prevención de enfermedades

airear la casa para elminar humos y sustancias nocivas  (Creataive commons)

Airear la casa incluso en invierno unos minutos cada mañana, es un gesto básico que ayuda a renovar ese aire que, no hay que olvidar, hemos estado respirando toda la noche y del que hemos estado obteniendo el oxígeno que necesitamos para la vida. No solo ese aire está “cargado”, sino que la falta de ventilación durante largas horas, ha hecho que se concentren aún más, las posibles sustancias perjudiciales para la salud.

Malestar general, dificultades respiratorias, estrés, migrañas o incluso agravamiento de dolencias como catarros, gripes o bronquitis pueden derivarse de una deficiente ventilación en nuestro hogar. De hecho, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo habla del Síndrome del Edificio Enfermo, edificios de oficinas o viviendas, que hacen que sus habitantes presenten una serie de problemas de salud que podrían estar relacionados con una insuficiente ventilación.

Abrir las ventanas cada mañana, no solo hará que respires un aire más fresco haciendo desaparecer cualquier olor desagradable, sino que influirá en que te sientas mejor a lo largo del día. Aunque el frío apriete, airear la casa también es fundamental en invierno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?