Salud

Intensivistas: "La edad no es un motivo para el rechazo en UCI de pacientes con coronavirus"

65ymás

Miércoles 28 de octubre de 2020

2 minutos

Reclaman un triaje trasparente, consensuado y definido con antelación

UDP, CEOMA y CERMI exigen que no se discrimine a personas mayores o con discapacidad en las UCIs
65ymás

Miércoles 28 de octubre de 2020

2 minutos

La doctora Nuria Masnou, intensivista del Hospital Universitario Josep Trueta de Girona, ha insistido en que la edad no se tomó como criterio per se en los documentos de recomendaciones de triaje que se manejaron durante la primera ola de COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y que, pese a que "tiene un peso, no es un motivo en sí para el rechazo".

"La edad hay que entenderla como ciclo de vida y no como edad cronológica", ha explicado la doctora Masnou en el marco del LV Congreso Nacional Online de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), en una mesa redonda en la que diferentes expertos han ahondado en los triajes y criterios de ingreso en la primera ola de la pandemia por COVID-19.

Captura de pantalla 2020 10 27 a las 12.50.27

Para la experta, "preservar la autonomía del paciente pierde valor durante la pandemia pero sin menoscabo del bien común, con el beneficio social y colectivo como prioridad máxima". "Pero este es un ejercicio que exige mucha transparencia, porque son decisiones que se van a tomar ante la falta de recursos materiales y, como ocurre actualmente en esta segunda ola en España, ante la falta de recursos humanos", ha añadido.

Masnou ha explicado que "no hay una única manera de entender cómo llevar a cabo un triaje, pero este debe tener en cuenta la opinión de todas las especialidades implicadas, con una consulta pública que permita instaurar un sistema acorde a los valores de la sociedad en la que vivimos". "Por supuesto, debe ser transparente y, además, apoyarse en planes anticipados", ha defendido.

La doctora ha puesto como ejemplo de sistema de triaje a seguir en el plano ético el modelo español de trasplantes, "que funciona y que es ampliamente aceptado por la sociedad, en tanto que se entienden los criterios por los que algunos pacientes no pueden optar a un trasplante". Además, ha abogado por una falta de politización de este tipo de decisiones.

Los expertos reunidos en esta mesa han coincidido en la necesidad de la anticipación. El doctor Ángel Estella, intensivista del Hospital Universitario de Jerez, ha calificado como "mejorable" la planificación de los cuidados sanitarios. "Estamos a tiempo de mejorar. Al igual que hemos buscamos la dosis adecuada de fármacos, debemos encontrar un sistema que encuentre las 'dosis' adecuadas de llamadas, visitas, videoconferencias... integrando al personal de enfermería en el proceso y mediante una comunicación deliberativa con el propio paciente y sus familiares", ha argumentado.

La doctora Olga Rubio, coordinadora del Grupo de Trabajo de Bioética de la SEMICYUC e intensivista en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona), ha señalado que las consideraciones que se tomaron en marzo "surgieron con premura ante la falta de decisión de las autoridades sanitarias y hay que tener en cuenta que son revisables, flexibles y adaptables en cada momento".

"Por supuesto, los criterios de triaje no son dogmas, porque hay que personalizar cada caso, con la ayuda de comités locales. Hay que agotar el deber ético de planificar, entre todos, no solo los intensivistas, en un esfuerzo de solidaridad y coordinación", ha concluido.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?