Salud

Las lámparas ultravioletas domésticas no eliminan el coronavirus

Olga Selma

Martes 19 de mayo de 2020

2 minutos

La radiación ultravioleta puede irritar la piel y dañar los ojos

Las lámparas ultravioletas domésticas no eliminan el coronavirus

La Organización Mundial de la Salut advierte que no deben utilizarse lámparas de luz ultravioleta (UVC) para desinfectar las manos u otras zonas de la piel, ya que la radiación UVC puede irritar la piel y dañar los ojos. “El modo más eficaz de eliminar los virus es limpiarse las manos con un gel desinfectante hidroalcohólico o lavarlas con agua y jabón”, advierte la entidad. En la misma línea se ha pronunciado el Consejo General de Colegios farmaceuticos al afirmar que “no se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar irritación de la piel”. Unas advertencias que surgen ante el aumento de informaciones sobre el uso de lámparas de luz ultravioleta para desinfectar superficies o las manos, en casa.

Tipos de radiación

Tal y como explica la Fundación Piel Sana la fuente natural más importante de rayos ultravioleta (UV) es el sol. La radiación UV puede tener varios efectos en la piel de los seres humanos dependiendo de su intensidad y la longitud de sus ondas. Los rayos UVB de onda corta y los rayos UVA de onda larga pueden provocar daños permanentes al sistema inmunitario de la piel y al material genético de las células cutáneas. 

 ultraviolet

En cuanto a la radiación UVC, la capa de ozono impide que la mayor parte llegue a la Tierra. Sin embargo, la radiación UVC puede surgir de lámparas especiales o de un rayo laser y se usa para eliminar gérmenes o para ayudar a cicatrizar heridas. Esta la luz ultravioleta producida artificialmente se ha convertido en un método básico de esterilización, utilizado habitualmente en hospitales, aviones, oficinas y fábricas. También es fundamental para el proceso de desinfección del agua potable, ya que algunos parásitos son resistentes a los desinfectantes químicos como el cloro.

Pese a que la mayoría de los aparatos que utilizan lámparas UVC son sistemas herméticos que impiden la exposición, cada vez hay más dispositivos en el mercado que pueden exponer a los consumidores directamente a la radiación UVC. Este aumento del número de aplicaciones conlleva un mayor riesgo de exposición accidental o uso incorrecto. Se han notificado varios incidentes de lesiones cutáneas u oculares como consecuencia de accidentes, lo que ha llevado al Comité Científico de Riesgos Sanitarios, Ambientales y Emergentes (SCHEER) de la Comisión Europea a evaluar los riesgos. 

Luz ultravioleta de onda corta

En cuanto a las investigaciones científicas que analizar el uso de la luz ultravioleta en la lucha contra el Covid-19, la Universidad de Columbia ha informado del desarrollo de una técnica que elimina los virus en el aire gracias a luz ultravioleta de longitud de onda corta, mediante una a tecnología con lámparas muy específicas que emiten dosis continuas y bajas de una longitud de onda particular de luz ultravioleta lejana, que es segura para las personas, pero estas lámparas no han sido aprobadas aún.

0

No hay comentarios ¿Te animas?