Mayores

Beneficios para la salud de la inclusión digital de los mayores

Toni Esteve

Foto: Bigstockl

Miércoles 17 de marzo de 2021

4 minutos

Es importante que los mayores no hagan una ‘desconexión digital’ que pueda dejarlos atrás

Beneficios para la salud de la inclusión digital de los mayores (Foto Bigstock)
Toni Esteve

Foto: Bigstockl

Miércoles 17 de marzo de 2021

4 minutos

En 2050, el 22% de la población mundial total tendrá 60 años o más, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS @WHO). El organismo internacional asegura que, aunque algunas de las variaciones en la salud de las personas mayores son consecuencia de su herencia genética, “la mayoría se debe a sus entornos físicos y sociales y la influencia de estos entornos en sus oportunidades y comportamiento de salud”. De hecho, el envejecimiento saludable que promueve la OMS para un bienestar en la vejez incluye la capacidad de las personas para “construir y mantener relaciones y contribuir a la sociedad”, y en ocasiones es difícil conseguirlo si no nos manejamos bien con la tecnología.

Por eso es importante que los mayores no hagan una “desconexión digital” que pueda dejarlos atrás, ya que el mundo digital también facilita la capacidad de las personas mayores de sentirse libres online para hacer lo que deseen, ya sea cubrir necesidades básicas realizando la comprar por Internet, mantener su autonomía accediendo a todo tipo de servicios o, por supuesto, fomentar y mantener las relaciones sociales. Conectarse al mundo digital es otra forma de conectar con el mundo.

Beneficios para la salud de la inclusión digital de los mayores (Foto Bigstock) 2

 

Esto ha sido más visible con el distanciamiento social ocurrido durante la pandemia del coronavirus, que ha evidenciado la importancia de acercar los recursos digitales a este segmento de población. Pero muchas veces es el desconocimiento de la tecnología lo que frena a los mayores, por lo que no faltan en este sentido las iniciativas para su educación digital. En cualquier caso, estos son algunos de los beneficios de la inclusión digital de los mayores:

Nuevas experiencias

Somos seres sociales y nos sentimos mejor cuando nos relacionamos con otras personas. Estar activos digitalmente nos permite conocer a más gente, hacer nuevos amigos e incluso nos facilita conservar las viejas amistades, allí donde estén. Además, todo ese contacto digital puede tener luego su traslación al mundo físico, si utilizamos, por ejemplo, las redes sociales para mantener el contacto y organizar encuentros con amigos. Esa interacción es probable que termine incluso ayudarnos a mantenernos activos físicamente, aunque solo sea para desplazarnos al lugar de encuentro o quedar para dar un paseo.

Mejora de la capacidad cognitiva

La soledad puede atrofiar nuestras capacidades mentales, mientras que la interacción social puede reducir el riesgo de desarrollar problemas cognitivos. Charlar y debatir nos obliga a recordar y a ejercitar nuestras habilidades cognitivas, algo que nos alejará de enfermedades mentales como la depresión, común entre las personas mayores. Internet también nos abre la puerta al mundo de la formación online, con la posibilidad de acceder a todo tipo de cursos y clases para aprender una nueva habilidad o conocimiento.

Autonomía

Internet no solo nos puede ayudar a no sentirnos aislados del mundo. En el caso de los mayores la inclusión digital puede significar también el acceso fácil a productos y servicios bancarios. En este sentido, los asistentes de voz pueden ser de gran ayuda para las personas mayores, por el mero hecho de que pueden ejecutar tareas por ellos mediante órdenes sonoras. Precisamente ya se están desarrollando asistentes virtuales diseñados especialmente para los mayores. Estos asistentes son ideales para personas con ciertas discapacidades cognitivas o para aquellas que no se familiarizan con el uso de pantallas.

Entre los asistentes de voz más conocidos está Google Assistant (@Google), pero también Alexa de Amazon (@amazon), que puede usarse a través del altavoz inteligente Echo; Siri, el asistente de Apple (Apple_Es); o Cortana, de Microsoft (@MicrosoftES). Todos ellos los puedes controlar con tu voz para buscar y marcar un número de teléfono sin necesidad de descolgarlo; apuntar en tu agenda digital las citas con los médicos o la mediación que debes tomar (y que el asistente te las recuerde cuando llegue el momento); o, si tienes una instalación domótica, controlar desde el sofá la calefacción, la iluminación o la alarma de tu casa, por mencionar algunas de las funciones que podrían resultar muy útiles para personas mayores o con dificultades de movilidad.