Medicina preventiva

¿Qué alimentos componen una dieta blanda?

Victoria Herrero

Sábado 16 de noviembre de 2019

2 minutos

Seguir estas pautas alimentarias es aconsejado para cuidar nuestro estómago

Los alimentos en una dieta blanda (Pixabay)

El médico nos prescibre que sigamos durante unos días una dieta blanda. Puede ser debido a que nos encontramos con molestias estomacales, a que hayamos pasado recientemente por una intervención quirúrgica o que el simple hecho de comer nos provoque dolor en los dientes o en la garganta. Según explican desde el Centro Médico Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, "en este plan específico de alimentación son recomendables alimentos que sean fáciles de masticar o de digerir y que no estimulen una secreción gástrica".

Así, no son convenientes las comidas picantes o fritos; deben estar preparadas de forma hervida o cocida y tampoco podemos pecar y abusar de salsas. Así, evitemos en todo momento que nuestro aparato digestivo sufra y no se recupere. 

Será el especialista el que le indique si debe seguir una dieta astringente, que se recomienda cuando hay problemas de diarrea o dolor de estómago, o no astringente para esas personas que tienen inflamado el esófago o la garganta. Unas pautas que igual varían un poco cuando nos encontramos en casos de postoperatorios. 

¿Qué alimentos se pueden tomar en una dieta blanda?

Cuando se trata de una dieta astringente, se podemos alimentarnos a base de comer apatatas cocidas al vapor, arroz blanco hervido, pan que esté tostado, tortilla francesa, pollo y pescado -con las preparaciones que antes hemos dicho-, gelatina y compotas de manzana o pera. Por su parte, si el médico te ha recomendado que sigas una no astringente, lo mejor es un menú compuesto de caldos, cremas de verduras o yogur.

Los alimentos de una dieta blanda (Pexels)

Aparte de lo que comas, los expertos antes mencionados nos recomiendan acompañar esos alimentos con las siguientes pautas:

  • Pregunta durante cuánto tiempo debes seguir esa dieta. Lo normal es que el médico te aconseje que la mantengas durante dos o tres día hasta que el cuerpo note mejoría. 
  • No tengas prisa a la hora de masticar cada bocado. Ayuda a que tu digestión sea más liviana. 
  • Para no llenar el estómago haz comidas más frecuentes y de pequeñas cantidades. 
  • Aunque no es algo muy placentero, lo mejor es que bebas agua templada y siempre a pequeños sorbos. Si quieres, puedes terminar el almuerzo con una infusión como la manzanilla, pero nada de café, alcohol, zumos ácidos, refrescos con gas, bebidas carbonatadas o té.
  • Para aderezar los platos, lo mejor es echar muy poca sal y algún condimento como el orégano.
0

No hay comentarios ¿Te animas?