Medicina preventiva

¿Qué es el Síndrome de Sjögren? ¿Cómo se puede reconocer y diagnosticar?

Mariola Báez

Sábado 6 de abril de 2019

2 minutos

Esta enfermedad, poco conocida, es más frecuente en mujeres de más de 40 años

Síndrome de Sjögren (bigstock)

El Síndrome de Sjögren está incluido dentro de ese grupo de enfermedades de difícil diagnóstico que se consideran raras al afectar a una parte reducida de la población. Para quien la padece, no es rara, es una enfermedad, dura como todas, que requiere la debida atención médica.

La Asociación Española del Síndrome Sjögren la define como una enfermedad autoinmune y sistémica que afecta principalmente a las glándulas exocrinas. Estos tres términos son la clave para entender, básicamente, en qué consiste esta enfermedad que puede tardar años en ser diagnosticada por sus síntomas diversos, que podrían confundirse con los de otras dolencias.

  • Es una dolencia autoinmune, es decir, es el propio sistema inmunológico el que ataca al organismo intentando defenderlo de una agresión externa que realmente no existe.
  • Es sistémica, porque además de sus síntomas principales, puede tener otros muchos relacionados casi con cualquier órgano o función vital.
  • Afecta a las glándulas exocrinas, aquellas que se encargan de generar los fluidos biológicos, desde las lágrimas hasta la saliva. El resultado es que su síntoma más reconocible es la sequedad, que puede afectar a la boca (xerostomía), a los ojos, sequedad ocular (ojo seco) o a cualquier otra mucosa presente en el organismo: nariz, vagina, mucosa bucal…

Principales síntomas, diagnóstico y tratamiento

Como ocurre con casi todas las enfermedades poco frecuentes, que intenta agrupar la Federación Española de Enfermedades Raras, el Síndrome de Sjögren es difícil de diagnosticar como tal sin confundir sus síntomas con el de otras patologías. Tal como indica la asociación, es una dolencia crónica que evoluciona lentamente y no es extraño que pasen hasta 10 años para que sea correctamente diagnosticada, algo que para el enfermo puede resultar verdaderamente traumático.

La sequedad es su seña de identidad. La ausencia de lágrimas, la carencia de la saliva suficiente para tragar con normalidad, la sequedad vaginal en mujeres que aún no han llegado a la menopausia, o sequedad, también, en la piel o en la faringe, lo que provoca ronquera o tos irritativa, son algunos de sus síntomas más evidentes. Los trastornos físicos y psíquicos, que puede llegar a causar si no se trata debidamente, pueden ser de todo tipo y revestir distintos nieveles de gravedad. A veces, esta enfermedad se manifiesta unida a otras como la artritis reumatoide o el lupus. Otras, simplemente, va acompañada de un cansancio generalizado que no tiene explicación aparente.

Las causas de la Enfermedad de Sjögren son desconocidas y todavía no existe un tratamiento definitivo de cura, lo que no quiere decir que las personas que la sufren no puedan tener una buena calidad de vida con los tratamientos existentes para paliar sus efectos, como por ejemplo los fármacos sustitutivos de los fluidos biológicos como lágrimas y saliva. El diagnóstico, lo antes posible, es necesario, al igual que el seguimiento por parte de un especialista que controle, en todo momento, la evolución de la enfermedad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?