Preguntas

Qué es la artritis reumatoide, sus causas y tratamiento

Teresa Rey

Jueves 21 de marzo de 2019

2 minutos

Es más habitual en mujeres mayores de 55 años, y provoca una inflamación de las articulaciones

Frío y reuma

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que causa inflamación de las articulaciones con dolor, deformidad y problemas de movimiento. En fases avanzadas puede ser bastante limitante y mermar la calidad de vida de los afectados. Su frecuencia es relativa, los datos estadísticos globales estiman que actualmente en todo el mundo hay entre 100 y 200 millones de personas con este trastorno. En España, afecta a cerca del 0,5% de la población adulta, siendo la edad de inicio más frecuente entre los 40 y 60 años de edad, según Conartritis, la Coordinadora Nacional de Artritis. Además, es más habitual en las mujeres, especialmente en las mayores de 55 años.

Causas de la AR

La artritis se produce por una inflamación crónica de la bolsa que cubre la articulación y que técnicamente se conoce como membrana sinovial. Esto provoca dolor en la zona, implicando también al movimiento, ya que la articulación no se puede mover con normalidad. También se siente rigidez o tumefacción. De este modo, cartílago, huesos, ligamentos y tendones se ven perjudicados. Las articulaciones más dañadas suelen ser las muñecas, los dedos de las manos y de los pies, codos, hombros, caderas, tobillos y rodillas.

Qué es la artritis reumatoide, sus causas y tratamiento (Bigstock)

En ocasiones, antes de experimentar estas manifestaciones se producen otros síntomas generales como cansancio, fiebre baja, inapetencia o pérdida de peso, entre otros.

La AR evoluciona de forma diferente en cada persona, pues a veces los síntomas desaparecen de forma espontánea, y en otras ocasiones persisten para siempre. Lo más habitual es que se dé en forma de episodios variables, alternándose con momentos de calma y de exacerbaciones.

En cuanto a las causas de su aparición son desconocidas. Lo que sí se sabe es que se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, se produce por el mal funcionamiento de algunas células del sistema inmunológico, que por este fallo de origen incierto empiezan a atacar a las articulaciones sanas.

Tratamiento

La detección precoz es importante para un mejor manejo y control de la enfermedad. En líneas generales, el tratamiento se combina con la adopción de pautas relacionadas con el estilo de vida y, si lo estima el médico, se indicará un tratamiento farmacológico, especifican desde Conartritis. A veces, es posible que se realice alguna cirugía.

A día de hoy no existe curación para la AR, de modo que todas las medidas van encaminadas a aliviar el dolor y los síntomas. Del mismo modo, es crucial que el paciente siga de forma rigurosa los consejos del médico y cumpla las visitas periódicas porque es la mejor manera de llevar un control exhaustivo de la evolución de la enfermedad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?