Salud

Mas de la mitad de la población mundial no tendrá cobertura médica en 2030, según la OMS

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 29 de octubre de 2019

2 minutos

Defendiendo que la salud es un derecho, se pretende poner fin a esa desigualdad tan marcada

Mas de la mitad de la población mundial no tendrá cobertura médica en 2030 según la OMS

La salud es un derecho humano. Estas son las contundentes palabras que cada año lanzan desde la Organización de las Naciones Unidas (@ONU_es) y que se suman al "grito" reivindicativo de la Organización Mundial de la Salud (@WHO) a la hora de pedir que se garantice la asistencia sanitaria para todas las personas que vivimos en este planeta.

Esta cobertura sanitaria universal implicaría que, según estas instituciones, todas las personas reciban los servicios de salud que necesitan sin que por ello se resienta su economía doméstica. Una atención sin fisuras desde la transmisión de hábitos preventivos, pasando por el tratamiento de enfermedades, la rehabilitación o los cuidados paliativos cuando sean necesarios.

Sin embargo, la situación actual está lejos de ser tan optimista ya que, según esta última institución, más de la mitad de la población mundial no tendrá esa cobertura de salud dentro de algo más de una década.

En cifras, hablamos de más de 5.000 millones de personas que no podrán acceder a seguros sociales de atención médica. "Nadie debería morir de una enfermedad solo por ser pobre o por no tener acceso a los servicios médicos necesarios", defienden desde la OMS.

Mas de la mitad de la población mundial no tendrá cobertura médica en 2030 según la OMS

¿Dónde está la raíz de este triste panorama?

A juicio de la propia organización, la falta de inversión a la hora de establecer una sanidad universal en todos los países es el principal escollo para garantizar que todas y cada una de las personas, con independencia de su lugar de nacimiento o su nivel económico, puedan tener garantizada esa asistencia en términos de salud. "La buena salud es lo más valioso que alguien puede tener. Cuando las personas están sanas, pueden aprender, trabajar y mantenerse a sí mismas y a sus familias. Cuando están enfermos, nada más importa", recuerdan.

Para lograrlo, se reclama un aumento del gasto público en sanidad en al menos un 1% de media en esas naciones. En el caso de los países en vías de desarrollo, la ayuda vendría entonces de las naciones con mayores recursos económicos. 

Una apuesta económica para, en palabras de la OMS, defender una atención primaria de calidad en todos los rincones del planeta donde se potencien servicios de inmunización, campañas de prevención o el cuidado en los primeros años de vida, entre otros.

Pero eso sí, continúan sin que eso suponga que los pacientes paguen todas estas atenciones. "Es impactante ver que cada vez más población sufre porque paga demasiado para cuidar su salud, incluso en economías avanzadas", alertan también desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (@ocdeenespanol) con motivo de la reflexión lanzada en un primer momento por la OMS. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?