Practicopedia

¿A qué da derecho (y a qué no) la Tarjeta Sanitaria Europea?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 20 de octubre de 2019

2 minutos

¿Cómo funciona realmente en el extranjero? ¿ Qué hacer si no te atienden? Aclaramos dudas

Tarjeta Sanitaria Europea

Pese a llevar años instaurada, la Tarjeta Sanitaria Europea (@tarjetasanitaeu) sigue despertando dudas sobre su necesidad, funcionamiento y eficacia.

La Tarjeta tiene validez en los países de la Unión Europea y también en Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza. Ser su titular o beneficiario garantiza la atención médica en el sistema sanitario público de cualquier de estos países, en las mismas condiciones que sus ciudadanos, algo que conviene aclarar, ya que no todos tienen las mismas coberturas. En algunos casos, aun presentándola, tendrás que abonar partidas concretas de un determinado tratamiento, pudiendo, posteriormente, solicitar la devolución de su importe (en algunos casos).

La tarjeta es gratuita (cuidado con posibles timos) y se puede solicitar o renovar fácilmente a través de la sede electrónica de la Seguridad Social.

A qué da dercho la Tarjeta Sanitaria Europea

Algunos conceptos importantes respecto al uso de la TSE

  • La tarjeta no es válida si viajas con idea de recibir un tratamiento médico específico por una enfermedad que ya tenías previamente. En estos casos, para ser atendido, tendrás que solicitarlo al Instituto Nacional de la Seguridad Social o al Instituto Social de la Marina. Tras analizar tu situación y solo con un informe favorable de alguna de estas instituciones, tu petición podrá ser atendida.
  • Como señala la Directiva de la Comisión Europea (@EU_Commission) la Tarjeta no cubre ningún tratamientos en la sanidad privada.
  • Si padeces una enfermedad crónica que requiera una atención específica durante tu estancia (siempre temporal) en un país comunitario, podrás recibirla con el derecho que te otorga la TSE, pero, en estas circunstancias especiales (por ejemplo, necesitas un tratamiento de diálisis) siempre es aconsejable contactar previamente, con la unidad médica especializada cuya atención tienes previsto recibir en tu lugar de destino.
  • La tarjeta no cubre gastos de repatriación, es decir, si tienes (o quieres) regresar a España por motivos médicos, el coste del viaje corre por tu cuenta.
  • Si durante tus vacaciones pierdes tu tarjeta (o se te ha olvidado llevarla contigo), en principio, deberías recibir atención médica acreditando tu condición de ciudadano comunitario, aunque (por si acaso) la mejor solución es solicitar un certificado de sustitución provisional (sede electrónica de la seguridad social).
  • Por último, debes saber que si tuvieses algún problema a la hora de ser atendido siendo titular (o beneficiario) de la Tarjeta Sanitaria Europea, puedes dirigirte a un Centro Solvit. donde puedes poner la correspondiente reclamación. La Red Solvit es un mecanismo europeo, creado por los estados miembro,  con el objetivo de resolver los conflictos derivados de la aplicación incorrecta de la legislación comunitaria en lo que respecta al mercado interior, por parte de las administraciones públicas. Estos centros (con distintas delegaciones en cada país) no ofrecen asesoramiento o información, pero prestan ayuda a la hora de tramitar estas reclamaciones junto a otras de diversa índole (controles fronterizos, derechos laborales, derecho al voto…)
0

No hay comentarios ¿Te animas?