Preguntas

¿Cómo son los efectos secundarios digestivos durante el tratamiento de un cáncer?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 15 de agosto de 2019

2 minutos

Alteración del sabor de los alimentos, diarrea o vómitos son algunas de las reacciones comunes

¿Cómo son los efectos secundarios digestivos durante el tratamiento de un cáncer?

Los posibles efectos secundarios se encuentran entre las principales dudas que los pacientes con cáncer trasladan a sus médicos cuando estos les explican el tratamiento con quimioterapia. La pérdida del cabello o la fatiga son algunos de los síntomas adversos más frecuentes y evidentes en estos casos, como recuerdan desde la Asociación Española contra el Cáncer (@aecc_es) ; pero también existen otro tipo de efectos secundarios, como los digestivos.  

Complicaciones digestivas

¿Cómo son los efectos secundarios digestivos durante el tratamiento de un cáncer?

Alteración en la mucosa de la boca y pérdida del sabor de los alimentos

Las células de la mucosa de la boca son muy sensibles a este tipo de tratamientos contra el cáncer, por lo que no es raro que aparezca este efecto secundario que puede derivar en la mucositis; una infección acompañada de una inflamación con llagas o úlceras dolorosas. Cuando esta aparezca, además del tratamiento farmacológico recomendado por el médico, puede ser de utilidad extremar la higiene de la bucal, tomar alimentos blandos o evitar aquellos que sean ácidos, picantes o muy condimentados.

Otro de los efectos secundarios de la quimioterapia es la alteración del gusto que hace que todo sepa de la misma manera o con cierto regusto metálico. Si se da en casos muy llamativos puede hacer incluso que el paciente quiera dejar de comer, pierda el apetito y como consecuencia baje de peso. Para ayudar a paliar estos efectos secundarios es importante prestar especial cuidado a la hora de elaborar los platos: que estos sean apetecibles y tengan un olor agradable, además de condimentarlo con especias suaves

Vómitos

Este tipo de reacción adversa tan molesta puede aparecer incluso al cabo de un par de horas desde la administración de la primera sesión de quimioterapia y generalmente desaparecen al cabo de unos días. Pero, mientras tanto, el médico puede recetar algún tipo de tratamiento farmacológico para aminorar esa molesta situación. 

Sin embargo, no hay que perder de vista la importancia de las náuseas o vómitos ya que aunque no provocan problemas graves, sí que es cierto que es importante vigilar que no se produzca una deshidratación (si son abundantes o frecuentes) o que el cuerpo pierda minerales como el sodio o el potasio. Se trata de una situación molesta que en algunos casos puede llevar a ciertas personas a querer abandonar el tratamiento de quimioterapia. 

En este sentido puede ser de utilidad algunos trucos para facilitar la relajación y que uno se enfrente con menos ansiedad al momento de la comida, comer despacio, evitar las comidas que complican la digestión, así como descansar un rato después de cada comida. 

Diarrea o estreñimiento

Cuando esos fármacos que se aplican en la quimioterapia inciden sobre las células del intestino puede darse casos de diarrea. Lo más preocupante en este caso puede ser la aparición de la deshidratación si las deposiciones diarias son continuas. En estos casos, como recuerdan estos expertos, es importante elegir alimentos cocidos o a la plancha, tener cuidado con alimentos que provoquen flatulencia o tenga mucha fibra. 

En el caso del estreñimiento la situación es totalmente contraria. En este tipo de episodios es importante cambiar la alimentación, además de realizar algo de ejercicio físico para activar de nuevo ese tránsito intestinal. Ahora sí que es necesario que aumentes tu ingesta de alimentos ricos en fibra como por ejemplo las legumbres y estés bien hidratado durante todo el día. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?