Preguntas

Las medias de compresión, claves para los problemas de circulación

Carlos Zapatero

Miércoles 20 de noviembre de 2019

2 minutos

Las medias de compresión, una solución cuando se sufre de problemas circulatorios

Las medias de compresión, una solución para los problemas de circulación de tus piernas (pixabay )
Carlos Zapatero

Miércoles 20 de noviembre de 2019

2 minutos

Una mala circulación sanguínea es una de las patologías habituales que surgen especialmente cuando se envejece. Pese a que sus causas son múltiples, algunas de ellas se deben a una mala posición corporal. Pese a que existen muchos recursos para intentar aliviar la sensación y las consecuencias de una mala circulación, lo cierto es que las medias de compresión son una de las soluciones más efectivas.

Un recurso invisible

Uno de los grandes beneficios que se desprende del uso de medias comprensión es que nadie notará que las llevas puestas. Al tiempo, tu cuerpo estará mejorando su circulación sanguínea gracias a un recurso que resultará invisible a ojos ajenos. 

La función de las medias de compresión está muy clara, aumentar el flujo sanguíneo para favorecer su circulación. Además, ayudan a que tus piernas respiren de una manera natural. Y es que los factores que pueden provocar un déficit de oxígeno en tus piernas pueden resultar muy variados. Sin embargo, tal y como cita la Clínica Mayo, uno de los más frecuentes está relacionado con el ámbito laboral y los procesos naturales del organismo, tales como el embarazo o el estrés.

Diferencias entre medias de compresión y calcetines

Pese a que, aparentemente, cumplen la misma función estética, lo cierto es que son dos accesorios muy diferentes entre sí. A la pregunta de si un calcetín cualquiera puede ayudarte a favorecer la circulación, la respuesta siempre va a ser negativa. La forma de construcción de las mallas de comprensión está pensada para comprimir al máximo la pierna, sin llegar a causar molestia, de cara a que la sangre tenga la necesidad de forzar el flujo sanguíneo desde las piernas hasta el corazón.

Es importante que a la hora de escoger cuál es la media que mejor se va a adaptar a tus necesidades confíes en la experiencia del personal sanitario. Pese a que existen medias que se venden sin receta, especialmente las que tienen un grado de compresión bajo, las que aprietan un poco más deben de venderse bajo prescripción médica.

Si has observado que tienes problemas de circulación, y quieres saber cómo puedes combatirlos, acude a tu centro médico a recibir una orientación sobre el amplio catálogo de medias de compresión. La salud de tus piernas lo agradecerá.

 

Sobre el autor:

Carlos Zapatero

… saber más sobre el autor