Preguntas

Cómo ayudan las mascotas en la recuperación de algunos enfermos

Mariola Báez

Domingo 15 de marzo de 2020

2 minutos

El cariño y la lealtad que demuestran puede llegar a convertirse en la mejor de las medicinas

Cómo ayudan las mascotas en la recuperación de algunos enfermos (bigstock)

No sabemos si tienen un sexto sentido o no, pero si desde hace tiempo convives en casa con un perro o con un gato, seguro que notas que parecen saber perfectamente cuándo no te encuentras bien o cuándo tienes un día no demasiado bueno.

Son así de listos o intuitivos, especialmente los perros (los gatos también pero son "más suyos"). Si además han recibido un adiestramiento específico para que puedan ayudar a personas con alguna dolencia, como ocurre, por ejemplo con los perros guía o los de asistencia, resulta asombroso comprobar los beneficios que puede llegar a proporcionar esa relación humano-animal.

Recuperación física y emocional que mejora la calidad de vida

Las Terapias Asistidas con Animales, como las que impulsa la Fundación Affinity han demostrado su eficacia a la hora de ayudar en la recuperación de personas que sufren alguna enfermedad, tanto en el caso de niños, como en el de adolescentes o en el de adultos mayores.

Los animales logran que la persona enferma se sienta mejor en todos los sentidos, consiguiendo en numerosas ocasiones que, al menos temporalmente, la dolencia pase a un segundo plano. Comprobando esta realidad, muchos hospitales, entre ellos La Fe de Valencia, llevan a cabo programas como “Can de la mano” que persiguen ahondar en esos beneficios que las mascotas aportan a alguien que padece una dolencia física o psíquica. En esta iniciativa en concreto, han sido los propios profesionales sanitarios del hospital valenciano los que han cedido a sus mascotas para que sean entrenadas y, posteriormente, participen en las visitas hospitalarias llevando cariño y alegría a las personas ingresadas.

Ayudas en la enfermedad

En general, las mascotas ayudan en la recuperación de una enfermedad o la hacen más llevadera realizando una doble interactuación. Por un lado, los animales necesitan una serie de atenciones básicas: requieren hacer algo de ejercicio a diario, que alguien esté pendiente de su alimentación y por supuesto, también necesitan sentir el cariño de sus amos.

Una mascota puede “obligar” a  su dueño a dar un paseo aunque no tenga demasiadas ganas, consiguiendo así que haga esa actividad física que contribuirá a su bienestar general o a una mejoría en cualquier patología relacionada con la pérdida de movilidad. A nivel psicológico, la compañía de un perro o el hecho de tener que encargarte de él, hace que la autoestima suba de manera notable resultando una “terapia” eficaz en casos de depresión.

Es mucho lo que las mascotas pueden hacer para ayudar en la recuperación de cualquier dolencia. Ellos dan mucho, pero tú recibes más.

0

No hay comentarios ¿Te animas?