Medicina preventiva

¿Qué síntomas ayudan a detectar un diagnóstico precoz de depresión?

Mariola Báez

Sábado 2 de marzo de 2019

2 minutos

La depresión es un trastorno mental que hay que tratar para evitar graves consecuencias

Depresion: síntomas y tratamientos (Bigstock)

Aunque a veces pueda confundirse simplemente con un episodio puntual de tristeza, normal y pasajera, la depresión es algo más. Expertos psicólogos y psiquiatras la definen como un estado de tristeza patológico que se prolonga en el tiempo más de dos semanas y que suele ir acompañado de otros síntomas como: pérdida de interés por lo que rodea a la persona que la padece, cansancio extremo, irritabilidad…

Dependiendo del tipo de depresión de que se trate y de su nivel de gravedad, puede ir acompañada, además, de otras manifestaciones muy diversas, desde cambios de carácter, que se manifiestan en forma de agresividad o rechazo a la compañía de otras personas, hasta complicaciones físicas de salud como pérdida de apetito o trastornos del sueño. En los casos más graves, la posibilidad de suicidio es uno de los riesgos que conlleva una depresión no diagnosticada y tratada convenientemente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y señala que es una de las primeras causas de discapacidad, que afecta más a la población femenina que a la masculina.

Depresion: síntomas y tratamientos (Bigstock)

Cómo afecta la depresión a las personas mayores

Esta patología, en la que también son habituales los sentimientos de culpa, de baja autoestima y de nula autoconfianza, es cada vez más frecuente en personas mayores, aunque en ocasiones su diagnóstico resulta complejo porque los síntomas pueden confundirse con una tristeza “normal”, tal como apunta la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), que también señala que la depresión, en la población de más edad, puede presentarse unida a otras enfermedades, generalmente crónicas, por lo que el proceso de detección resulta aún más complejo.

Psicólogos y psiquiatras insisten en que la depresión tiene tratamiento y en que es un trastorno que requiere atención especializada, olvidando estigmas y prejuicios que hacen que no se recurra a las técnicas, terapias y fármacos que pueden resultar efectivos ante esta patología.

La SEGG asegura que cualquier trastorno mental de este tipo supone un impedimento para disfrutar del envejecimiento activo. Según sus datos, la depresión afecta a entre un 10% y un 15% de la población mayor de 65%. Ante esta situación, es necesario fomentar medidas que prevengan su aparición como el ejercicio físico, los hábitos saludables y una vida activa en todos los sentidos. Además, es importante acudir al especialista ante los primeros síntomas para diagnosticar el tipo de depresión que se sufre y establecer el tratamiento adecuado en cada caso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?