Preguntas

¿Qué debes hacer en caso de quemarte con aceite hirviendo en la cocina?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Martes 24 de septiembre de 2019

2 minutos

Las quemaduras de segundo grado afectan a las capas más profundas de la piel y causan ampollas

¿Qué debes hacer en caso de quemarte con aceite hirviendo en la cocina?

Por desgracia, las quemaduras en la cocina son tan habituales como dolorosas. Especialmente cuando freimos cosas con aceite hirviendo, debemos extremar el cuidado ya que en caso de que nos salte sobre alguna parte del cuerpo, puede provocarnos heridas graves.

Según la sección de urgencias pediátricas del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, las quemaduras se clasifican por su gravedad. Una de primer grado se considera la menos grave porque solo afecta a la capa externa de la piel. Por lo general, solo causa dolor leve, enrojecimiento e hinchazón. Las de segundo grado afectan las capas más profundas de la piel y causan ampollas, piel blanca, húmeda y brillante. Las de tercer grado implican daños en todas las capas de la piel, mientras que las de cuarto pueden afectar las articulaciones y los huesos. Las de tercer y cuarto grado no son habituales en la cocina, se consideran emergencias médicas y solo deben tratarse en un hospital.

A continuacoión te mostramos lo que debes hacer con cada tipo de quemadura:

Pautas para todas las quemaduras

  1. Apaga el fuego o detén el contacto de la persona con líquido caliente, vapor u otro material.
  2. Ayuda a sofocar las llamas.
  3. Retira el material humeante de la persona.
  4. Quítate o quítale a la persona afectada la ropa caliente o quemada. Si la ropa se pega a la piel, córtala o rasgala.
  5. Quítate las joyas, cinturones y ropa ajustada. Las quemaduras pueden hincharse rápidamente.
Quemadura de segundo grado

Para quemaduras de primer grado (que afectan la capa superior de la piel)

  1. Refresca rápidamente la quemadura. Mantén la piel quemada bajo agua fría o sumérgela en agua fría hasta que el dolor disminuya.
  2. Protege las quemaduras. Cubra con una venda estéril no adhesiva o con un paño limpio.
  3. Importante: No apliques mantequilla, aceite, lociones o cremas (especialmente si contienen alcohol).
  4. Trata el dolor. Toma analgésicos sin receta como acetaminofeno, ibuprofeno o naproxeno.

Para quemaduras de segundo grado (que afectan a las dos capas superiores de piel)

1. Refrescar la quemadura. Sumergir en agua fría durante 10 o 15 minutos. No apliques hielo, puede bajar la temperatura corporal y causar más dolor y daño. No rompa las ampollas ni apliques mantequilla o ungüentos, que pueden causar infección.

2. Protege las quemaduras. Cubre sin apretar con una venda antiadherente estéril y asegura con una gasa o cinta adhesiva.

3. Prevenir posibles mareos. A menos que la persona tenga una lesión en la cabeza, el cuello o la pierna, lo que podría causar molestias.

  • Acuesta a la persona.
  • Eleva sus pies aproximadamente 30 centímetros.
  • Eleva el área de quemaduras por encima del nivel del corazón, si es posible.
  • Cubre a la persona con un abrigo o una manta.

4. Cuando la persona se tranquilice, ve al médico. El médico puede evaluar la gravedad de las quemaduras, recetar antibióticos y analgésicos, y administrar una vacuna contra el tétanos, si es necesario.

0

No hay comentarios ¿Te animas?