Preguntas

Técnicas para eliminar las cicatrices en mayores: ¿son efectivas?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 17 de diciembre de 2019

4 minutos

En la mayoría de los casos no llegan a quitarse del todo y siempre suele quedar una marca leve

Técnicas para eliminar las cicatrices en mayores: ¿son efectivas?

Existen muchos tipos de cicatrices y también son varios los motivos que las originan. No todas evolucionan igual, pues depende del tipo de piel, la edad y el origen, de modo que todos estos factores van a influir a la hora de poder eliminarlas. Aunque es probable que en la mayoría de los casos no lleguen a quitarse del todo y siempre quede una marca leve. De igual modo, lo más habitual es que sea necesario someterse a varios tratamientos antes de conseguir unos resultados satisfactorios. Es importante que el dermatólogo nos indique claramente qué opciones hay y cuáles podrían ser los resultados definitivos.

Un proceso de varias fases

A la hora de eliminar una cicatriz se tienen en cuenta distintos aspectos. Realmente esta surge porque es un mecanismo natural del organismo que reacciona de este modo tras sufrir una lesión, esforzándose en unir de nuevo los tejidos. Es un proceso lento que puede durar hasta un año en función del tipo de herida que se haya producido.

Son varias las fases que lleva a cabo el organismo durante la cicatrización. Está una primera que es la de coagulación, donde las plaquetas y los hematíes se encargan de formar un coágulo para detener la hemorragia, además de realizar otras funciones. Después, tiene lugar la fase inflamatoria en la que se elimina el tejido dañado y los microorganismos, algo que dura entre dos y cuatro días.

Se puede eliminar una cicatriz para siempre (Bigstock)

En la fase proliferativa, se empieza a producir colágeno para regenerar las fibras de los tejidos, y mientras los bordes de la cicatriz se tensan. Esto puede durar entre dos y tres semanas, pero depende de cada persona y la edad, pues por ejemplo en las personas mayoras la capacidad de producir colágeno está disminuida.

La última fase, la de remodelación, es la más extensa pues puede prolongarse durante un año, pero como ya hemos indicado depende del paciente y del tipo de herida que se presente. Aquí, es cuando la cicatriz va a adquirir una apariencia diferente que iremos apreciando con el paso del tiempo. Por ejemplo, lo normal es que en un primer momento se vea enrojecida, pero esta tonalidad irá desapareciendo, ya que el colágeno se va reabsorbiendo de modo que la zona se cubre por unas fibras que se tornan más densas, a la par que se recupera lentamente la elasticidad. Aun así no se producirá una recuperación plena pues no surgirá pelo o vello, entre otros elementos.

Con el tiempo una cicatriz puede desaparecer, pero todo va a depender de la capa de la piel que se haya dañado y del tamaño de la herida, en estos casos hay procedimientos estéticos que pueden contribuir a disimular su apariencia.

Normalmente, el proceso de cicatrización concluye cuando queda simplemente una línea blancuzca, sin que la piel se presente elevada y ya no se siente dolor, de tal modo que a veces incluso ni se percibe.

¿Qué influye?

El tamaño de la herida influirá en una mayor o menor visibilidad, así como su profundidad y la parte del cuerpo en la que se ubique. Hay ciertas zonas donde se cicatriza peor, como puede ser el tórax, los hombros, las piernas, la espalda y la frente, en especial si se trata de cicatrices verticales u oblicuas, y si se sitúan en zonas de mayor tensión. En el caso de ser horizontales, evolucionan mejor, lo mismo que si se surgen en la palma de las manos o en la planta de los pies.

El tipo de herida influye igualmente, un corte limpio o vertical se percibe menos que la marca originada por un desgarro o quemadura, explican expertos del laboratorio farmacéutico Cinfa.

En el resultado de una cicatriz, influyen también los cuidados que se hayan hecho de la misma, así como la genética. Es importante que hasta que desaparezca del todo llevemos a cabo todas las recomendaciones pautadas por el médico. Para disimularla podemos usar maquillaje y para protegerla de factores externos hay que cubrirla siempre con un protector solar.

masajes cicatrices

Procedimientos estéticos

En cuanto a los procedimientos estéticos que hay para disimular más su visibilidad destaca la dermoabrasión. Esta es una técnica que se emplea para eliminar las irregularidades de la piel. Se trata de un método quirúrgico para paliar distintas clases de cicatrices, incluidas las marcas del acné. El método consiste en ir eliminando de forma progresiva las capas de la piel, para lo que se emplea un instrumento abrasivo diseñado para ello.

Otra posibilidad más leve es recurrir a los peeling químicos, que pueden ser medios y profundos (ácido tricloroacético y fenol, respectivamente), y los sistemas de láser ablativos (láser de CO2 o de erbio).

Con los sistemas ablativos se destruyen química o físicamente las capas superiores de la piel, para que surja un nuevo tejido que regenere las áreas afectadas. Hay que tener en cuenta que estos sistemas ocasionan generalmente erosiones o úlceras, según su profundidad, que son como una especie de quemadura, de modo que tras la terapia surgirán heridas y costras. La recuperación conlleva un periodo que puede durar unas semanas o meses dependiendo del paciente.

También están las opciones no ablativas que buscan regenerar el colágeno sin ocasionar una lesión directa de la piel. Dentro de estas se encuentra el láser fraccionado no ablativo, que permite actuar sobre la dermis respetando las capas superficiales de la piel, por lo que no forma costras ni heridas, y tampoc es necesario pasar por un periodo de baja tras la realización del procedimiento.

Los expertos aseguran que para conseguir un mejor efecto en la eliminación de cicatrices, se pueden combinar varias técnicas así como recurrir a otras sustancias que mejoren en general es aspecto de la piel.

0

No hay comentarios ¿Te animas?