Salud

¿Hay que preocuparse por el hantavirus, el 'nuevo' virus surgido en China?

65ymás

Miércoles 25 de marzo de 2020

3 minutos

No se va a convertir en pandemia mundial

Ratones

"La muerte de un trabajador chino por hantavirus levanta preocupación por una nueva epidemia en medio de la pandemia por Covid-19". Así ha titulado el diario chino en inglés Global Times. Ha sido salir esta noticia y diversos medios de comunicación se han apresurado a levantar la alarma sobre el citado virus, cuando en realidad no hay que preocuparse.

El mencionado diario explica que un empleado chino acudía a su puesto de trabajo cuando se sintió indispuesto en el autobús en el que viajaba. Tanto él como el resto de pasajeros fueron sometidos a test de coronavirus y dieron negativo, pero él sí dio positivo por hantavirus, que según Global Times, causó su muerte. 

Pero el hantavirus no se va a convertir en pandemia mundial, porque es un virus que habita en el organismo de algunos roedores, los casos de transmisión entre humanos son extremadamente raros. De hecho, el Ministerio de Sanidad,el Centro Europeo Para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) y el Center for Disease Control (CDC) de EE UU sostienen que el virus no se transmite de persona a persona. 

Además, la forma más frecuente de contagio en humanos es por vía aérea a través de restos de orín o gotas de sudor o saliva que puedan dejar los roedores en el ambiente, por lo que en entornos abiertos es difícil contagiarse dado que el aire o la lluvia barren las partículas del virus. Además, este tipo de patógenos no son nuevos y están controlados por las autoridades sanitarias. 

¿Por qué una persona vive 79 años y un ratón 2?

¿Qué es un hantavirus?

Seún la OPS (Organización Panamericana de Salud), el hantavirus (VH) es una enfermedad zoonótica emergente transmitida por roedores, incluidos ratones y ratas. Se caracteriza por presentar síntomas de fiebre, mialgia y afecciones gastrointestinales, seguidas de un inicio repentino de dificultad respiratoria e hipotensión. 

El agente causal pertenece al género Hantavirus, familia Bunyaviridae, y su nombre proviene del río Hantaan, en el sur de Corea, cerca del cual se aisló originalmente en 1978 el miembro prototípico, el virus Hantaan. 

La forma clínica más común en la región es el síndrome cardiopulmonar por hantavirus (SCPH), que puede conducir a la muerte. Los síntomas de SCPH pueden desarrollarse hasta 42 después de la exposición -y en algunos casos hasta 56 días-, lo que dificulta la identificación de la fuente exacta de la infección.

La detección inicial del SCPH en la región tuvo lugar en 1993 cuando se produjo una epidemia que incluyó 27 casos en el sudoeste de los Estados Unidos. Sin embargo, un análisis retrospectivo del síndrome pudo identificar casos que han existido desde 1959.

Transmisión

Los casos de infección por hantavirus en humanos generalmente ocurren en áreas rurales (bosques, campos, granjas, etc.), donde se pueden encontrar roedores que albergan el virus, pero también es posible la transmisión en áreas urbanas. Este virus se adquiere por inhalación de excrementos de roedores (orina y heces) y saliva. Solo algunos tipos de ratones y ratas pueden dar a las personas hantavirus que pueden causar SCPH. 

Los síntomas

El período de incubación varía de unos pocos días a seis semanas después de la exposición. Las personas infectadas pueden experimentar dolor de cabeza, mareos, escalofríos, fiebre y mialgia. También pueden experimentar síntomas gastrointestinales que incluyen náuseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea, seguidos de un inicio repentino de dificultad respiratoria e hipotensión.

Diagnóstico y tratamiento

La identificación temprana y la atención médica oportuna mejoran el resultado clínico. La atención durante las etapas iniciales de la enfermedad debe incluir antipiréticos y analgésicos según sea necesario. En algunas situaciones, los pacientes deben recibir antibióticos de amplio espectro mientras confirman el agente etiológico.  

Dada la rápida progresión de SCPH, el tratamiento clínico debe centrarse en la monitorización hemodinámica del paciente, el manejo de fluidos y el soporte de ventilación. Los casos graves deben transferirse de inmediato a las unidades de cuidados intensivos (UCI). 

Las infecciones por hantavirus pueden parecerse a otras enfermedades como la leptospirosis, el dengue, el chikungunya e incluso la influenza en la etapa temprana. Incluir esta enfermedad en el diagnóstico diferencial con respecto a los síndromes febriles puede dar lugar a un reconocimiento más oportuno y a un mejor manejo de casos. 

Las tasas de mortalidad pueden disminuir considerablemente gracias al diagnóstico temprano y a la presencia de laboratorios descentralizados  que facilitan una detección temprana y un mejor manejo de casos.

Prevención

Su aparición se puede prevenir reduciendo el contacto de las personas con roedores y excretas, en combinación con prácticas higiénicas del medio que impidan a los roedores colonizar la vivienda y los sitios de recreo y trabajo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?