Salud

Qué puede hacer el zinc para tu salud

Olga Selma

Foto: Bigstock

Viernes 28 de agosto de 2020

1 minuto

El zinc es un mineral necesario para el cuidado de tu sistema inmunológico

Alimentos ricos en zinc

El zinc, que se encuentra en nuestros órganos, tejidos, huesos, fluidos y células, es uno de los minerales esenciales más importantes para nuestra salud, ya que ayuda al cuerpo a producir nuevas células, procesar alimentos y curar heridas, además de aumentar nuestra resistencia a las infecciones, tal como indica el National Institutes of Health. Este oligoelemento esencial también tiene papel en el crecimiento, la asimilación de las proteínas y los carbohidratos, el funcionamiento de las enzimas y la síntesis de hormonas testiculares. 

Si consumes la cantidad diaria recomendada de zinc, en función de tu peso, edad y sexo, tu cuerpo estarás más preparado para prevenir enfermedades provocadas por virus y bacterias y te sentirás más enérgico.

¿Cuánto zinc debo tomar?

La cantidad diaria recomendada es de 11 mg para los hombres adultos y 8 mg para las mujeres, siendo estas superiores en adolescentes y mujeres embarazadas.

Para obtenerlo, debemos saber que está presente en muchos alimentos. Las ostras son la mejor fuente (pueden proporcionar desde 16 hasta 182 mg de zinc por porción de 100 g), así como las carnes rojas (en 100 g de carne de res podemos encontrar hasta el 70% la dosis diaria recomendada de zinc) y carnes de ave, otros mariscos como el cangrejo y la langosta, los frijoles, el chocolate, los frutos secos, las semillas, los cereales integrales y los productos lácteos.

Debido a que el zinc juega un papel esencial en tantas funciones del organismo, su falta puede manifestarse de varias formas. Los signos comunes incluyen disminución la debilitación de nuestras defensas, diarrea, pérdida del apetito y del sentido del olfato y el gusto, un sabor metálico en la boca, mala cicatrización de heridas, llagas en la piel o pérdida de cabello. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los suplementos de zinc para los niños de países subdesarrollados con diarrea. 

Pero ingerir demasiado zinc a través de los alimentos, el agua o suplementos también puede afectar nuestra salud. Los niveles de zinc que producen efectos adversos son mucho más altos que la ingesta diaria recomendada (unas 10 veces más) y pueden derivar en calambres estomacales, náuseas y vómitos. Mientras que una ingesta de niveles altos de cinc durante varios meses puede producir anemia, daño del páncreas y disminución del tipo de colesterol beneficioso en la sangre, según la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades.

Suplementos de zinc

Refuerzo inmunitario

Investigaciones estadounidenses recientes han demostrado que el zinc ayuda a controlar las infecciones al prevenir la inflamación, ya que una proteína particular (NF-B) atrae el zinc hacia las células clave que responden rápidamente contra las infecciones. 

Otro estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación del Hospital Infantil Benioff de la Universidad de California descubrió que solo 4 mg de zinc adicional al día pueden marcar una gran diferencia en la salud de nuestras células, lo que a su vez aumenta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y enfermedades. El zinc reduce el estrés oxidativo y el daño al ADN, lo que nos protege contra la aparición de enfermedades cardiovasculares crónicas y algunos cánceres. Sin zinc, nuestros cuerpos no pueden reparar el desgaste de nuestro ADN, pero los científicos descubrieron que solo 4 mg es puede ser suficiente

Otros estudios sugieren que las pastillas de zinc o jarabe de zinc ayudan a abreviar el período de recuperación del resfriado común y a reducir los síntomas si se toman dentro de las 24 horas en que comienza un resfriado. Sin embargo, tal y como indica la Consejería de Salud de la Región de Murcia, la información disponible en este momento sobre el papel del zinc como tratamiento o profilaxis de la infección por SARS-CoV-2 es muy escasa, y no se dispone de evidencia procedente de ensayos clínicos controlados que permitan determinar su efectividad.

 

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?