Sociedad

A sus 70 años, la 'abuela Carmen', decana de las carteristas, sigue sin jubilarse

65ymás

Lunes 13 de mayo de 2019

3 minutos

Conocida como 'la Koplovich de Salamanca', ha enseñado a sus hijas, nueras, sobrinas y nietas

Carterista
65ymás

Lunes 13 de mayo de 2019

3 minutos

María del Carmen Tehijovich, la 'abuela Carmen', sigue en activo a sus 70 años. Es carterista, ha sido detenida en 55 ocasiones en 13 provincias diferentes, la han arrestado en Salamanca, Cáceres, León, Zamora, Cádiz, La Coruña, Valladolid, Ávila, Pontevedra, Málaga, Sevilla, Huelva y un largo etcétera de capitales, y ha enseñado a sus nietas el oficio. Su apariencia es la de una persona mayor como otra cualquiera, de 1,60 de altura, con gorro rosa, fular al cuello, abrigo y gafas graduadas. Este era el disfraz que la ratera eligió el pasado 12 de octubre para 'trabajar' en una tienda de decoración de Salamanca sin saber que estaba siendo grabada por una cámara de seguridad.

La mujer, tan normal como tantas otras clientas, coge un cojín, 'la muleta' se llama en el argot, se acerca a una joven que lleva una mochila a su espalda y con sorprendente habilidad y destreza la abre para robar la cartera de la muchacha y salir a la calle como si cualquier cosa. Sólo ha tardado en toda la maniobra 1 minuto y 3 segundos.

Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil la tienen por una de las carteristas más hábiles del país y posiblemente la de mayor edad que continúa en activo en centros comerciales, supermercados, ferias, mercadillos, metros, autobuses... toda una todo terreno. Los contratiempos que ha tenido y tiene con la Justicia no le han quitado nunca el sueño.

De casta le viene al galgo...

'La Koplovich de Salamanca', así se la conoce dentro del oficio en la capital castellano leonesa, nació en 1949 en el pueblo salmantino de Castillejo de Martín Viejo, 300 habitantes, a escasos 10 minutos de la frontera portuguesa. Sus padres se dedicaban a lo mismo que ella hoy y aprendió el oficio desde pequeñita. Con la práctica y los años se convirtió en una auténtica maestra y a convertirse en la matriarca del clan de “corte merchero” de la capital charra.

Los mercheros, también conocidos como quinquilleros, aquellos que se dedicaban a vivir de forma errante y de la quincalla (baratijas, deshechos, metal y chatarra baratos...) , son los que dieron origen a la palabra 'quinqui', hoy sinónimo de delincuente. El carácter nómada de los mercheros también es el caso de la familia de 'la Koplovich'. Con ramificaciones en Extremadura y Andalucía, hay Tehijovich por muchas de las ciudades de éstas dos provincias y en su mayoría, según Grupo de Hurtos de la Policía Nacional en Salamanca, se mueven dentro del mundo de la delincuencia.

La 'abuela Carmen' tiene diez hijos, seis mujeres y cuatro hombres y casi todos tienen antecedentes por delitos contra el patrimonio y el tráfico de drogas. De hecho, varios de ellos se encuentran actualmente en prisión. Y la matriarca ha sido la maestra de sus hijas, nueras, sobrinas y nietas.

La última detención de la 'abuela Carmen' tuvo lugar el pasado 12 de marzo mientras robaba carteras en el mercadillo callejero de la localidad salmantina de Vitigudino junto a una de sus nueras de 39 años, 20 detenciones a cuestas y perteneciente a otro conocido y conflictivo clan, el de "los Ríos". Pero si bien la especialidad de 'La Koplovich de Salamanca' son las carteras, no le hace ascos al hurto de mercancías y recientemente robó una caja de carabineros y estuvo a punto de llevarse el carrito del supermercado de otro cliente con mercancías por valor de cerca de 400 euros. Una cifra que no está elegida al azar, si el robo no excede de esta cantidad se tramita como un juicio rápido por delito leve y la condena no pasa de una multa que pagan en efectivo de inmediato.