Sociedad

Alblin, la primera tienda online de productos etiquetados en braille

Marta Jurado

Sábado 14 de septiembre de 2019

10 minutos

La web, recién estrenada, incorpora tecnología adaptada a las personas con discapacidad visual

BRAILLE
Marta Jurado

Sábado 14 de septiembre de 2019

10 minutos

Facilitar la compra a las personas con discapacidad visual en un mundo plenamente digital. Éste es el objetivo de Albin (@alblinoficial), la primera tienda online del mundo de productos con etiquetas en braille. Un proyecto que se ha estrenado este septiembre en la web, y que pretende llegar a las más de casi 60.000 personas con este tipo de discapacidad que residen en España, 75% de las cuales tienen más de 65 años.

"No queremos poner límites, sino más bien derribar barreras", explica a 65YMás su creador, Felipe de Abajo con formación en Educación Social y Tecnologías y que ha recibido el apoyo de un programa de emprendimiento de la Universidad Oberta de Catalunya (@UOCuniversitat), la colaboración de la ONCE (@ONCE_oficial) y de la asociación B1+B2+B3 (@B1B2B3_

De momento, en el portal accesible se pueden encontrar productos de alimentación, higiene y moda, pero el objetivo es convertirse en un gran repositorio digital de todo tipo de productos y ofrecer un servicio se consultoría para que las empresas se adapten a la accesibilidad. 

alblin

Las empresas, aún no etiquetan

La idea surgió un día de manera espontánea cuando Felipe se planteó las dificultades que tiene una persona ciega para diferenciar unos productos de otros en un supermercado. Comenzó a investigar y llegó a la conclusión de que en España hay tan solo 1.500 productos etiquetados en braille. "Es una estimación que yo hago ya que no hay cifras oficiales. Solamente un catálogo de la ONCE que yo he ido actualizando", aclara.

Actualmente la legislación española no obliga a las marcas ni a los grandes almacenes a incorporar este tipo de etiquetas en productos de consumo masivo. La excepción la representan los medicamentos, ya que desde el año 2007, el Ministerio de Sanidad obliga a las farmacéuticas a incluir líneas en braille en la mayoría de los fármacos. 

En cuanto a la accesibilidad, es una medida obligatoria en las webs de la Administración pública, pero no en los comercios electrónicos. "Con la experiencia del proyecto Alblin nos proponemos ofrecer consultoría de accesibilidad en un futuro, opina de Abajo.

Captura de pantalla 2019 09 13 a las 15.50.33

Software accesible

A partir de ahí Felipe se planteó la urgencia de cubrir una doble necesidad, la de identificar productos y la de facilitar la venta online. Para crear la tienda en línea, Felipe de Abajo y el equipo de familiares y amigos que lo acompaña en este proyecto de emprendimiento quisieron priorizar la usabilidad y la accesibilidad para todos los usuarios pero especialmente para las personas ciegas. Su principal novedad es que incorpora un software pensado desde el principio para las personas con discapacidad visual. "Otras marcas de venta online lo incorporan en fases más tardías, pero lo que diferencia a Alblin es que nosotros hemos apostado porque sea una página accesible desde el inicio, es decir desde la fase de desarrollo del software", aclara su creador.

Para navegar por una página web, las personas con discapacidad utilizan habitualmente sistemas de apoyo como las líneas braille, que traducen el contenido, o los lectores de pantalla que convierten el texto en voz. "Nosotros hemos estudiado estos dispositivos y hemos trabajado para que dispongan de toda la información necesaria, incluyendo descripciones adaptadas. Algo que la mayoría de las páginas no se detienen a elaborar", explica Felipe. Alblin está diseñada además para facilitar la navegación a través del tabulador del teclado, un recurso que las personas ciegas utilizan con frecuencia en lugar del ratón.

Funcionamiento de la página

El proceso pretende ser sencillo. Primero, se debe seleccionar la categoría, buscar el producto que se desea comprar y por último, consultar la información de los supermercado dónde se puede adquirir o para comprarlo directamente desde la web. En esta primera fase, será el equipo de Alblin el que hará de intermediario con la empresa y comprará el producto, para posteriormente enviarlo por correo postal, mediante un acuerdo con Correos. "El producto será ligeramente más caro que en el supermercado, pero esto solo nos servirá para cubrir gastos. La tienda en línea es una iniciativa prioritariamente inclusiva y sin ánimo de lucro", subraya.

La empresa vende ya productos de supermercado cuyos envases ofrezcan lenguaje braille o tengan códigos QR con relieve para que las personas ciegas puedan usar el móvil y descifrar su contenido. "Todavía estamos esperamos a que muchas empresas se sumen al proyecto y nos den los permisos para vender sus productos", explica Felipe. Distribuyen para toda España y sus entregas se producen y se comprometen a entregar los pedidos en menos de 72 horas.

Colaboración de la ONCE

El proyecto, seleccionado por el programa de emprendimiento Spin UOC, ha contado con muchos apoyos. Aparte de la colaboración de la universidad catalana, voluntarios y familia, la Fundación ONCE se interesó en Alblin desde el principio. "Les explicamos nuestro proyecto y nos han brindado un apoyo incondicional". En pleno proceso de lanzamiento, Felipe nos adelanta que están preparando una campaña para darse a conocer, así como la incorporación de nuevos productos y acuerdos con empresas en los próximos meses.

Así, Alblin (acrónimo de Accesible Labeling) pretende hacerse un hueco en en un futuro cada vez más inclusivo. "Creemos que esto va a evolucionar mucho en los próximos años y que estamos en una posición estratégica de cara al futuro", afirma este estudiante del máster universitario de Educación y TIC (E-learning).