Sociedad

Cinco fantasías sexuales de mujeres mayores de 50 años

Lola Santos

Foto: Bigstock

Lunes 27 de septiembre de 2021

2 minutos

Las mujeres , a partir de los 50 años, se liberan en cuanto al sexo se refiere

10 fantasías sexuales de mujeres mayores de 50 años
Lola Santos

Foto: Bigstock

Lunes 27 de septiembre de 2021

2 minutos

Para disfrutar del sexo no hay edad y para tener fantasías sexuales, tampoco. Los años aportan seguridad y autoestima. Cosas que nos preocupan a los 30, dejan de ser importante a partir de los 50. En las mujeres en particular, a partir de los 50 años, se liberan en cuanto al sexo se refiere: saben lo que les gusta y lo que no, la posibilidad de quedar embarazada desaparece, tienen más experiencia y ganas de disfrutar de ella y, como decimos, la seguridad y a la autoestima han aumentado.

Pero ¿y en lo que a las fantasías sexuales se refiere? Pues se mantienen pasados los 50 y tienen menos que ver con complicadas posturas y más con los lugares donde dar rienda suelta a la pasión. Por ejemplo, una fantasía recurrente es disfrutar del sexo al aire libre o en algún sitio público. A veces la fantasía pasa por salir del dormitorio para tener sexo: un hotel con jacuzzi, una cala solitaria al anochecer, un ascensor, los baños de un restaurante… En definitiva, poner la imaginación a trabajar y donde el hecho de poder se cazados aviva la chispa.

10 fantasías sexuales de mujeres mayores de 50 años

Sumar amantes a la ecuación

Los tríos es una de las fantasías más comunes en las mujeres, también a partir de los 50 años. Fantasear con acostarse con dos hombres permite disfrutar con la idea de recibir todo tipo de placer a cuatro manos y con muchas posibles combinaciones. También ir un paso más allá e imaginar sexo en un grupo más numeroso…

Otra fantasía recurrente es tener sexo con otra mujer, incluso entre mujeres heterosexuales. Seguramente, tenga que ver con vivir la experiencia con alguien que conoce lo que más le excita a tu cuerpo.

Sexo con un desconocido o un amigo

Lo que tienen las fantasías es precisamente eso, que forman parte de nuestra imaginación. Y, a veces, lo que le excita al cuerpo es imaginar un encuentro con un perfecto desconocido con el que mantener sexo salvaje, sin conocer ni si quiera su nombre y sabiendo que nunca más lo volverá a ver.

O justo todo lo contrario. Otra de las fantasías sexuales es la de mantener relaciones sexuales con algún conocido fuera de la pareja. Y cuanto más prohibido sea, mejor. Un amigo, un compañero de trabajo, etc.

Sobre el autor:

Lola Santos

Lola Santos es redactora especializada en temas de alimentación, viajes y ocio.

… saber más sobre el autor