Sociedad

Consejos básicos para celebrar la Navidad con un familiar con alzhéimer

Laura Moro

Foto: Bigstock

Viernes 24 de diciembre de 2021

5 minutos

Desde la Fundación Pasqual Maragall ofrecen una serie de consejos prácticos

Consejos básicos para celebrar la Navidad con un familiar con Alzheimer
Laura Moro

Foto: Bigstock

Viernes 24 de diciembre de 2021

5 minutos

La Navidad es época de reencuentros y celebraciones familiares, aunque este año vuelve a estar marcada por la pandemia debido al aumento de contagios y la variante ómicron. A esta cruda realidad hay que sumarle que muchas familias pasarán las fiestas con algún familiar con alzhéimer, y por eso desde el Área Social de la Fundación Pasqual Maragall ofrecen una serie de consejos prácticos de cara a celebrar estas fiestas con una personas con alzhéimer.

La psicóloga clínica y psicoterapeuta de la Fundación, Sandra Poudevida ha explicado a través de una nota de prensa que "celebrar la Navidad con una persona con alzhéimer puede ser una combinación de sentimientos contradictorios, como la alegría y el optimismo, con otros como la melancolía y la tristeza. Además, debemos tener en cuenta que las rutinas son muy positivas para las personas con alzhéimer, sin grandes cambios, ruidos ni movimientos en su vida diaria, hecho que convierte a las fiestas de Navidad en unas fechas a menudo complicadas para familiares cuidadores que deben saberse gestionar”.

1. Evitar el contagio

La salud de todos debe prevalecer por encima de todo, especialmente de los más vulnerables. Por eso, la Fundación Pasqual Maragall apela a la responsabilidad individual y colectiva:

  • Evaluar riesgos y beneficios. Es muy importante estar informados de todas las medidas relacionadas con la situación actual de la pandemia
  • Medidas básicas para prevenir contagios: lavarse las manos, usar mascarillas, mantener la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones en interiores deben ser la hoja de ruta de estas celebraciones.
  • Abrir la mente y generar nuevas expectativas. Evitar el contagio es lo más importante, y por eso hay que adaptar las celebraciones a esta nueva situación, sin perder la tradición.
  • El pensamiento, guía clave de las emociones. Durante estos días pueden aparecer sentimientos como la melancolía, la tristeza, la ansiedad o la frustración, y es importante centrarse en "lo que ganamos", y darle valor a la fortaleza, la resiliencia, la tenacidad o la flexibilidad adquiridas.

2. Desplazamientos, viajes y visitas familiares a otros pueblos o ciudades

Un epidemiólogo pide a los vacunados hace más de 6 meses que eviten las reuniones de Navidad

Las personas que se encuentran en la fase leve de la enfermedad no suelen tener problemas para viajar. Sin embargo, a partir de la fase moderada no se aconseja realizar desplazamientos porque puede ocasionar confusión y desorientación. Y por eso es muy importante que si viaja tenga en cuenta:

  • Mantener las rutinas aunque sea un poco más flexible que de costumbre, es importante que se respeten los horarios de comidas y de sueño.
  • Facilitar el proceso de adaptación al nuevo entorno. Esto puede hacerse llevando algún objeto que forme parte de la vida cotidiana de la persona, y que le transmita tranquilidad (una almohada, una fotografía, una manta...)
  • Identificación y sistemas de geolocalización para saber si la personas con alzhéimer podría salir a pasear sola o quedarse sin compañía.

3. Celebrar las fiestas en familia

Todos los familiares deben colaborar:

  • Informar a los asistentes sobre el estado actual de la persona con alzhéimer, explicándoles las pautas básicas para que actúen con normalidad. A los niños también hay que hacerles partícipes, adaptando la información a un lenguaje que ellos puedan entender.
  • Descargar a la persona que cuida porque con el tiempo el cansancio y la fatiga aparecen, y es necesario que ellos también puedan relajarse y disfrutar de estas fiestas.
  • Los niños y niñas, fuente de alegría: implicar a los más pequeños en las actividades familiares y hacer que se comporten con toda la normalidad posible, puede ser muy positivo.
  • Hacer partícipe a la persona con Alzheimer de las tradiciones familiares, siempre y cuando no alteren a la persona afectada. Escuchar, cantar villancicos es especialmente beneficioso para estas personas.
  • Adecuar un espacio de descanso para que pueda descansar o estar sola si lo necesita .

4. Solos en casa con la persona con Alzheimer

Cinco consejos para combatir la soledad en Navidad

Puede que el cuidador y la persona con alzhéimer deban pasar solos estas fiestas. Ante esto la psicóloga aconseja:

  • Hacerla partícipe de los preparativos. Decorar la casa poniendo el árbol y el belén, pintar tarjetas de decoración o preparar los regalos, son algunas de las actividades que ambos pueden hacer.
  • Disfrutar juntos de la Navidad. Implicar a la persona en la preparación de los patos o en la decoración de la mesa son dos buenas opciones, que además sirven para crear un ambiente agradable.
  • Vuelta a la normalidad. Poudevida recomienda que una vez finalizadas las fiestas, y para minimizar el tiempo de confusión, hay que quitar la decoración y volver a la rutina.

5. La tecnología, la mejor aliada

  • Preparar a la persona con tiempo para que se habitúe al formato.
  • Limitar el tiempo de videollamada para evitar la confusión o el desinterés.
  • Turnos de palabra para que no se sienta estresada o agobiada.

La psicóloga ha realizado un directo a través de la cuenta de Instagram de la fundación, donde ha explicado estos consejos, además de aportar otras recomendaciones para que estas Navidades las personas con alzhéimer y sus familias disfruten de la Navidad.

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor