Sociedad

Cumplido el último deseo de un niño de 11 años enfermo

65ymás

Lunes 26 de agosto de 2019

1 minuto

Bañarse en la playa era una idea impensable para Hugo, que padece una enfermedad neurodegenerativa

hugo2

Este fin de semana Hugo, de tan solo 11 meses de edad, ha conseguido disfrutar con sus padres de un baño en la playa murciana de la Azohía (Mazarrón). Un sueño que hasta hace unos meses sus padres, Encarna León y José Sánchez, consideraban imposible debido a que el pequeño está ingresado en una unidad de cuidados paliativos pediátricos debido a una grave enfermedad  neurodegenerativa que obliga al menor a permanecer ingresado en el hospital.

Pero todo cambió en una conversación velada en una habitación del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de El Palmar (Murcia), cuando un enfermero del servicio, escuchó a Encarna hablar de la playa, junto a la cuna de su hijo, dando por supuesto que nunca llegaría a ver la olas del mar. Entonces, se acercó a ella y le puso en contacto con una ONG que podría ayudarles, la Fundación Ambulancia del Deseo (@AmbuDeseo). 

Un último recuerdo feliz

Así con la ayuda de enfermeros y médicos y la iniciativa de la madre que envió una solicitud a la ONG, se cumplió este viernes el deseo de la familia, que fue toda una sorpresa para Hugo y su padre, según relata el diario La Verdad. Una ambulancia con un equipo sanitario de la Fundación recogió al bebé en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y lo trasladó a la playa murciana de La Azohía donde se encontraba toda su familia. "La experiencia ha sido muy especial. Nos bañamos con Hugo, estuvimos todos juntos; fue muy intenso", contaba la familia.

Tras pasar un día en la playa y ver el atardecer, Hugo vuelve a hacer su vida en la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos. Desde la Fundación, creada tras el I Congreso de Humanización en Urgencias en abril de 2018, agradecen a Eva, Ginés, Salva, a los profesionales del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y a todos los familiares de Hugo por su colaboración cumpliendo una última voluntad más. Gracias a ellos muchas familias, la mayoría de persona mayores, consiguen un último recuerdos de los últimos día de vida de sus personas queridas, ingresadas en paliativos o inmovilizados.

En septiembre de 2018, la Fundación Ambulancia del Deseo​ cumplió su primer deseo permitiéndole a Ana, una mujer de 78 años, conocer el Mar Menor y bañarse en la laguna salada.

0

No hay comentarios ¿Te animas?