Sociedad

La estación de esquí de Navacerrada cierra para siempre: esta es su historia

Antonio Castillejo

Jueves 18 de marzo de 2021

8 minutos

No era extraño encontrar a Fernando VII, Isabel II o Amadeo de Saboya en la Fonda del Puerto

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Europa Press
Antonio Castillejo

Jueves 18 de marzo de 2021

8 minutos

La estación de esquí de Navacerrada ha confirmado su cierre definitivo. La empresa gestora de las instalaciones Puerto de Navacerrada ha anunciado que se ve en obligación de "desaparecer" tras la orden del Ministerio de Transición Ecológica, de cerrar las tres pistas de la vertiente segoviana, Escaparate, Telégrafo y El Bosque, las más rentables de la Estación.

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Europa Press

Para el Ministerio la actividad de la estación conllevaba un impacto ambiental incompatible con la custodia de una zona calificada de alto valor ambiental limítrofe con el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Sin embargo, la empresa asegura que se trata de una "decisión política arbitraria que carece de fundamentos ambientales y sociales" y hará perder 230 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Este es el fin de una de las primeras estaciones de esquí españolas que nació a finales de los años 40, aunque según explica Puerto de Navacerrada Estación de Esquí, se puede considerar 1903 como fecha de inicio de la práctica de los deportes de Invierno en el Puerto y el primer Club de Esquí se remonta a 1907.

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Puerto de Navacerrada Estación de Esquí

Fernando VII, Isabel II y Amadeo de Saboya

En realidad, como explica Julio Vías en sus Memorias del Guadarrama, el Puerto era, en la Edad Media, el camino habitual entre las tierras de Segovia y el Señorío del Real de Manzanares y así se mantuvo prácticamente hasta finales del S. XVIII. Un recorrido de ocho leguas y media que ya describía Juan de Villuga en 1546 en su Repertorio de todos los caminos de España.

Durante el S. XIX el puerto de Navacerrada era el camino natural por el que los monarcas que se trasladaban al Real Sitio de San Ildefonso y no era extraño encontrar a Fernando VII, Isabel II o Amadeo de Saboya en la Fonda de Navacerrada, donde paraban paraban a reponer fuerzas, se mezclaban con el resto de visitantes y se cambiaba el tiro a los carruajes.

Cuenta Vías que esta afluencia de gente hizo que los maleantes se escondieran entre los pinares del puerto y se dedicaran a atracar a los descuidados volviendo la carretera insegura lo que llevó a que en 1832 se estableciera, en el hoy conocido como Monte del Telégrafo, la línea del telégrafo óptico Madrid-San Ildefonso para transmitir mensajes con urgencia entre los palacios de La Granja y Riofrío. Para superar la barrera de la sierra, la línea telegráfica se servía de una torre, que aún existe.

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Puerto de Navacerrada Estación de Esquí

Hasta que ya a principios del S. XX este puerto cambia su imagen y aparecen alpinistas y esquiadores como ya se ha apuntado anteriormente.

La época dorada de los 70 y 80

La Estación, que se encuentra en los términos municipales de Cercedilla y Navacerrada, en la Comunidad de Madrid, y La Granja de San Ildefonso en la Comunidad de Castilla‐León, vió cómo en 1954 se creó Transportes Aéreos del Guadarrama, S.A. (TAGSA) que instaló al año siguiente el primer telesilla del Puerto, el de Guarramillas.

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Puerto de Navacerrada Estación de Esquí

Esta estación es la pionera en España de los cursos de formación de profesores, como recuerda Puerto de Navacerrada Estación de Esquí, en ella se probó en 1960 el primer sistema de producción de nieve artificial después de que en los años 50 la afluencia de visitantes fuese masiva para alcanzar en la década de los 70 sus mayores registros. Se estima que cada fin de semana en la temporada de nieve se desplazaban hasta las pistas más de 100 autobuses y casi 8.000 vehículos particulares con un número de visitantes que alcanzaba las 40.000 personas.

Transición Ecológica obliga a cerrar la Estación de esquí de Navacerrada. Esta es su historia. Foto: Europa Press

Ya a principio de la década de los 70, la Estación de Esquí del Puerto contaba con 10 remontes y 13 pistas que se sumaban a un circuito de esquí de fondo y un trampolín de saltos. Más de 12 kilómetros de pistas. Unas instalaciones que, gracias a su propio éxito y a su cercanía con la capital de España de la que apenas la separan, poco más de 60 kilómetros, quedaron pronto obsoletas.

De aquellas pistas salieron dos de los más grandes deportistas españoles, los hermanos Francisco y Blanca Fernández Ochoa, ambos medallistas olímpicos y desgraciadamente los dos hoy ya fallecidos.

Blanca Fernández Ochoa. Foto: EuropaPress

Una situación que se agravó en los años 80 por la multitud de administraciones implicadas en la organización de la estación que ya eran la Comunidad de Madrid, la Junta de Castilla y León, los Ayuntamientos de Cercedilla, Navacerrada y La Granja de San Ildefonso, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, dos Confederaciones Hidrográficas, dos demarcaciones de carreteras, y muchas otras administraciones, desde el Ministerio de Defensa hasta la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, una institución dedicada a la defensa y divulgación del patrimonio natural.

Como consecuencia de lo anterior,  la Diputación Provincial de Madrid adquiere TAGSA en el año 1981 y pasa en 1983 al sector público de la Comunidad de Madrid .

Privatización 

Fue 1992 cuando da comienzo la gestión de la Estación por parte de Deporte y Montaña de la Comunidad de Madrid, S.A. y se acuña el concepto de Estación de Montaña para el Puerto de Navacerrada.

Dos años más tarde se instala un sistema de producción de nieve artificial y se inauguran dos nuevos remontes que sustituyen a los anteriores y a los que se unirá en 1998 el Telesilla Desembragable de Guarramillas con una capacidad de 2.400 personas a la hora.

Pista del bosque. Estacion de esquí de Navacerrada. Foto Europa Press

Pero la situación varió radicalmente con el cambio de siglo. En la temporada 2003‐04 la Estación estuvo abierta 112 días y la disfrutaron 32.000 esquiadores. Muy lejos quedaban aquellas 40.000 personas que llegaban a la Estación un día de fiesta. Finalmente en la temporada 2005‐06 la Estación funciona bajo mínimos y la Comunidad de Madrid decide finalmente su privatización.

Privatización que 15 años después se ve abocada al cierre de las instalaciones tras la orden del cierre de pistas emitida por el Ministerio de Transición Ecológica y que deja triste y hasta huérfanos a miles de esquiadores madrileños.