Sociedad

Falsos alquileres vacacionales: así actúan los estafadores

Toni Esteve

Foto: BIGSTOCK

Jueves 9 de julio de 2020

3 minutos

La Policía Nacional recomienda desconfiar de los "chollos" en las vacaciones de verano

Medidas para evitar estafas al contratar un alquiler vacacional

Las páginas web especializadas en arrendamiento de viviendas turísticas publican en ocasiones ofertas a precios muy atractivos. Pero no conviene fiarse cuando esa oferta es demasiado buena para ser creíble, ya que hay criminales que utilizan ese modus operandi para estafar a los ingenuos poniendo anuncios falsos, que les sirven para obtener sus beneficios del cobro de cantidades en concepto de reserva, así como de dar de alta tarjetas bancarias prepago haciendo uso de la documentación que también solicitan para suplantar las identidades de los perjudicados.

La Policía Nacional (@policia) desarticuló recientemente una red de estafadores que operaba en toda España y que supuestamente habrían obtenido unos 250.000 euros valiéndose de estos anuncios falsos de alquileres vacacionales.

Pasos para poner un piso en venta o alquiler

 

Una vez captada la atención de los usuarios de las páginas, estos delincuentes proceden a la fase de contacto con la víctima, momento en el que además de solicitar una copia de su Documento Nacional de Identidad, al objeto de cumplimentar un supuesto contrato de arrendamiento, se establece un acuerdo sobre el método de pago anticipado de la reserva del inmueble, cantidad que finalmente es estafada. Asimismo, y una vez entregada una copia de los documentos de identidad, los delincuentes los emplean para contratar productos financieros usurpando la identidad de las víctimas, y así disponer de un medio donde recibir el dinero procedente de nuevas estafas sin tener que hacer uso de sus verdaderos nombres.

Además, estos delincuentes solicitan luego que les ingresen los fondos defraudados en tarjetas bancarias prepago a nombre de otros afectados. Estas tarjetas resultan "idóneas" para los estafadores en la medida en que reportan varias ventajas. Al poder solicitarlas online se evitan la personación de los titulares para formalizar su contratación, dificultando la comprobación de la veracidad de su identidad.

La documentación del supuesto titular tiene que ser enviada en formato digital, circunstancia aprovechada por los estafadores para vincular las tarjetas prepago a las filiaciones de los afectados por los fraudes, quienes sufren una doble victimización, derivada tanto del perjuicio patrimonial como del uso de la suplantación de su identidad.

Cómo evitar el fraude

Hay algunas pistas muy sencillas de reconocer, que deben ponerte en alerta ante la posibilidad de que detrás de ese anuncio con una oferta tan buena de alquiler vacacional se esconda un delincuente. Entre las que señala la Oficina de Seguridad del Internauta (@osiseguridad) destacan:

  1. Precio de alquiler anormalmente bajo. Los chollos en forma de áticos espectaculares en primera línea de playa no son frecuentes. Si tienes dudas sobre si el alquiler es demasiado barato, mira qué piden por un alojamiento similar en la misma zona. Si la diferencia es evidente, tienes el primer motivo de sospecha.
     
  2. Si estás buscando un apartamento vacacional en plataformas especializadas, fíjate bien en que sean las webs oficiales comprobando la URL. Cualquier mínimo cambio (una letra) indica que la página puede ser fraudulenta. Si contactas directamente con un particular, desconfía si el supuesto propietario no se identifica correctamente con sus datos completos: nombre, dirección o teléfono de contacto. Direcciones poco claras o difíciles de contrastar (generalmente en el extranjero) y contacto únicamente a través de un emai son prácticas que pueden esconder un Phising o delito de suplantación de identidad. En estos casos, el supuesto arrendador envía un correo electrónico con algún enlace que te redirige a una página falsa. También puede ser que te pida tus contraseñas o claves de usuario con cualquier excusa. Sobra decir que no debes facilitarlas en ningún caso.
     
  3. En las distintas webs, las imágenes de mala calidad, o aquellas que se repiten en varios anuncios, en principio de apartamentos distintos, y los textos que son copias o malas traducciones deben darte, también ‘mala espina’.
     
  4. Las prisas del propietario por cerrar el trato lo antes posible, instándote a enviar el dinero cuanto antes deben ponerte en alerta.
0

No hay comentarios ¿Te animas?