Sociedad

Los fraudes financieros también afectan a la salud

Marta Jurado

Miércoles 19 de junio de 2019

6 minutos

Un estudio demuestra un mayor riesgo de sufrir enfermedades físicas y mentales entre los defraudados

Los fraudes financieros también afectan a la salud
Marta Jurado

Miércoles 19 de junio de 2019

6 minutos

En la semana en la que entra en vigor la nueva ley hipotecaria, nos centramos en los efectos que pueden tener las prácticas abusivas del sector financiero entre las personas que solicitan un préstamo hipotecario o que se vieron afectadas por fraudes como el de las preferentes durante la crisis económica, muchos mayores de 65 años. Es de sobra conocido que este tipo de engaños pasan factura a nivel social y económico entre las personas que lo sufren, pero un nuevo aspecto a tener en cuenta son sus posibles daños en la salud. Varios estudios científicos apuntan que ser víctima de un fraude financiero se identifica como un factor de riesgo para la salud.

Aunque la Unión Europea ya alertó sobre la necesidad de revisar el impacto de los fraudes en la salud, son todavía escasas las investigaciones que se ocupan del tema. El reciente estudio Fraudes financieros, salud mental y utilización de servicios de salud del Instituto Mixto de investigación ENS-UNED presentado hace unos días en la I Jornada de seguimiento de proyectos IMIENS (@IMIENS_UNED) confirma que "el fraude bancario grave afecta negativamente a la salud de la población, tanto física como mental". Entre sus posibles efectos destaca un mayor estrés psicosocial o mayor probabilidad de sufrir dos enfermedades a la vez, "por lo que los resultados del estudio ponen de manifiesto la magnitud de este problema de salud pública", según sus investigadoras.

Tipos de fraude analizados

Tipos de fraude
Fraudes financieros, salud mental y utilización de servicios de salud (ENS-UNED)

Primera vez en una encuesta de salud

Los datos se han obtenido a partir de la Encuesta de Salud de la ciudad de Madrid elaborada en diciembre de 2017, que incluyó por primera vez un capítulo destacado sobre fraude y salud, teniendo en cuenta varios indicadores como la percepción del estado de salud, la presencia de síntomas que producen dolor o la salud mental entre una muestra amplia de más de 8.000 personas mayores de 15 años residentes en Madrid. A partir de ahí se relacionó con un listado de 16 patologías entre las que destaca la diabetes, la artritis, la bronquitis o el infarto. 

"En total, más del 10,8% de los encuestados mostró tener prevalencia al fraude y su efecto en la salud depende de la intensidad, duración y gravedad del fraude y de su economía familiar o no", tal como explica a 65Ymás Belén Sanz, una de las directoras investigadora de la Escuela Nacional de Sanidad (ENS) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), junto con Encarnación Sarriá, doctora en Psicología y Catedrática en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Los tipos de fraude analizados son en su mayoría productos relacionados con la hipoteca, seguido de preferentes, acciones o fondos de inversión o prestamos abusivos.

Impacto salud física y mental

graficofraudeysalud

Fraudes financieros, salud mental y utilización de servicios de salud (ENS-UNED)

Así, los resultados de la investigación –que han tomado una muestra general sin tener en cuenta diferencias de edad– concluyen que “según incrementa la intensidad del fraude bancario, aumenta la probabilidad de percibir mala salud física”, de manera que puede llegar a ser de un 40% en las personas que han sufrido un fraude bancario moderado o grave respecto a las que no lo han sufrido. En el caso de los hombres, la probabilidad de percibir mala salud incrementa cuanta mayor sea la duración de exposición al fraude en los casos en los que afecte a la economía familiar, es decir, que se produce un efecto acumulativo.

Por otro lado, la presencia de dos o más trastornos o enfermedades a la vez, “es mayor entre las mujeres para las que el fraude tuvo un impacto grave”. También destaca que la prevalencia del dolor en hombres y mujeres varía según la intensidad del fraude, siendo mayor en las personas que han sufrido un fraude con un mayor impacto en su economía familiar, ambos en torno al 45%. "Cuesta ver el efecto de esto último en las mujeres ya que ellas tienen más patologías que producen dolor", aclara Sanz.

La relación de trastornos mentales y fraude bancario es muy similar, ya que también aumenta su prevalencia “según incrementa el impacto económico del fraude bancario”. Los problemas de salud mental son un 62% más probables en las personas que han sufrido un fraude con impacto económico grave/muy grave, resalta Encarnación Sarriá. Asimismo, la calidad de vida también es menor en las víctimas de este grado de fraude y, en el caso de las mujeres, este efecto ya se manifiesta en fraudes de intensidad moderada. "Hay que tener en cuenta que los fraudes financieros no solo provocan una pérdida económica o una situación de endeudamiento sino un impacto emocional añadido por la asimetría de poder e información en la que se han producido y el sentimiento de engaño", señala Sarriá.

Victimas deberían ser compensadas

Con estos datos sobre la mesa, las investigadoras del Instituto Mixto de investigación ENS-UNED, reivindican que “las víctimas deberían ser compensadas, no sólo por sus pérdidas económicas, sino también por el daño en salud física y mental y señalan la necesidad de proporcionar a las víctimas los cuidados necesarios para su salud física. Se necesita una regulación más estricta para proteger a las personas de las prácticas bancarias fraudulentas, dado su impacto en la salud pública" apunta Encarnación Sarriá.

En este mismo sentido se muestra otra de las investigadoras que ha participado en el proyecto, Maria Victoria Zunzunegui, experta en bioestadística y profesora honoraria de la Escuela Nacional de Sanidad, que ya publicó en 2017 un estudio pionero en Gaceta Sanitaria sobre los efectos de los fraudes bancarios en la salud llevado a cabo por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Carlos III y Universidad de Montreal, pero con una muestra menor de población.

Fraude financiero y salud: El caso de España 

LAS PREFERENTES Y LAS HIPOTECAS MULTIDIVISAS PODRÍAN CAUSAR SERIOS PERJUICIOS A LA SALUD

Fuente: Gaceta Sanitaria

Entre sus conclusiones, Zunzunegui mostraba la relación directa entre fraudes bancarios por compra de preferentes o contratación de hipotecas multidivisas en una peor salud física y mental, más trastornos de sueño y peor calidad de vida que la población española de edad comparable. Así, el 31% de las personas que compraron preferentes y no han recibido compensación económica, han recibido algún diagnóstico psiquiátrico comparados con 12% de la población. Este fraude destaca además como el que más afecta a los mayores.

El artículo concluía ya que los fraudes financieros deberían ser considerados un factor de riesgo para la salud de la población, que sus efectos deberían investigarse en estudios longitudinales y que las personas afectadas por estos fraudes deberían recibir servicios médicos y psicológicos además de apoyo legal.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como INJUVE.

… saber más sobre el autor