Internacional

Una empresa se hace famosa por convertir las cenizas de un difunto en diamantes

Verónica Mollejo

Foto: Algordanza

Miércoles 10 de julio de 2019

2 minutos

La empresa suiza Algordanza da una nueva vida a las cenizas mortuorias de tus seres queridos

Una empresa convierte las cenizas de un difunto en diamantes

Cuando pensamos en la muerte, es inevitable que una cuestión surja en nuestra mente: ¿qué queremos que ocurra con nuestro cuerpo cuando nos hayamos marchado? Muchas personas optan por el método tradicional, mientras que la incineración gana cada vez más adeptos. Pero, ¿y si tuvieras la oportunidad de convertirte en un hermoso y reluciente diamante?

Esta es la original propuesta de una empresa suiza, con sede en España, que ha conseguido posicionarse entre las opciones más inquietantes, interesantes y solicitadas dentro del sector. Sobre todo en el caso de esas personas que han sufrido la pérdida de un ser querido y quieren seguir unidas a él para siempre. Así, Algordanza (@Algordanza), recurre a un proceso de conversión de lo más complejo, pero también sumamente costoso. ¿En qué consiste exactamente?

Polvo eres y en diamante te convertirás

Tal y como explican sus responsables, el cuerpo humano se compone en un 20% de carbono, que es lo que se utiliza para crear el diamante y que se extrae mediante un filtrado químico que aisla este elemento de los restos incinerados. Un proceso que puede durar varias semanas y que, dependiendo del volumen, puede obtener uno o varios diamantes de la misma persona. Además, debido a la petición popular, también ofrecen la posibilidad de crear un diamante de la unión de varias personas.

La segunda fase se basa en un procedimiento físico que transforma la estructura molecular en grafito, simulando el entorno natural en el que se crean los diamantes convencionales. "La cantidad de carbono presente en la esencia no está determinada por el peso o edad de la persona de origen. Tras una cuidadoso y complejo proceso estrictamente personalizado, cristalizamos el carbono obtenido, de modo que cada diamante se forma 100% según su propia composición natural, manteniendo su carácter auténtico", explican en el portal oficial de la empresa.

​El resultado es un diamante de color azul, cuya intensidad dependerá de la cantidad de boro presente en el organismo de la persona de origen. Durante todo el proceso, los usuarios tendrán un seguimiento continuado de las fases de su servicio, mientras que la entrega final incluye dos opciones: el diamante suelto o fijado a una joya para llevarlo siempre con total comodidad.

¿Y cuál es el precio de tan sorprendente servicio? Desde 3.900 dólares si el diamante pesa 0,04 gramos, hasta un total de 32.000 dólares si dicha pieza alcanza los 0,4 gramos. Cifras que también varían según el tipo de corte que adquiera el diamante.

0

No hay comentarios ¿Te animas?