Sociedad

Más de 600 mayores madrileños serán cambiados de residencia con el nuevo acuerdo marco

65ymás

Foto: Europa Press

Jueves 31 de marzo de 2022

6 minutos

Hasta 14 centros que tenían concierto con la Administración se quedan fuera

Más de 600 mayores madrileños serán cambiados de residencia con el nuevo acuerdo marco. Foto: Europa Press
65ymás

Foto: Europa Press

Jueves 31 de marzo de 2022

6 minutos

Un total de 649 mayores con plaza concertada en residencias de mayores de la región tendrán que ser reubicados en otras instalaciones en las próximas semanas debido a la entrada en vigor del nuevo Acuerdo Marco, han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Familia, Juventud y Política Social.

Este acuerdo, que fija los requisitos a cumplir por las empresas que concierten plazas residenciales con el Gobierno regional, "mejora ostensiblemente las condiciones del servicio, ya que incrementa casi un 40% el precio por plaza y día que paga la administración para que los residentes cuenten con más personal de atención o mejoras en la alimentación, entre otros aspectos", señalan.

El pasado 8 de marzo se adjudicó el nuevo Acuerdo Marco, que sustituye al vigente desde 2017. Esta adjudicación significa que las distintas empresas presentan la oferta de plazas que están dispuestas a concertar, que son más de las que se van a contratar de manera efectiva (8.839). Por tanto, ahora se abre un periodo en el que se ajusta esta oferta para aprobar los contratos derivados de este acuerdo marco con cada una de las empresas que gestionarán las plazas. Está previsto que los contratos derivados entren en vigor a comienzos del próximo mes de julio.

Diez centros residenciales que hasta ahora tenían plazas concertadas no han participado de manera voluntaria en este nuevo proceso de adjudicación. Además, otras cuatro residencias que sí se han presentado han sido excluidas del procedimiento por falta de documentación y otras situaciones administrativas que hace que no cumplan con los pliegos del nuevo acuerdo marco.

El resultado es que los usuarios de 649 plazas concertadas que tenían estos centros tendrán que ser trasladados a otras residencias de manera obligatoria. En 2017, la última vez que entró en vigor un acuerdo marco, esta circunstancia afectó a 1.005 mayores.

La Consejería de Familia, Juventud y Política Social ha activado un mecanismo para facilitar todo lo posible este proceso a los usuarios afectados. A cada uno de ellos se le ha enviado una carta informándoles de la situación y garantizándoles en todo momento la continuidad del servicio que están recibiendo, "con las mejoras que supone el nuevo acuerdo marco, en otra residencia con plazas concertadas".

La misiva incluye un listado con las residencias que optan a concertar plazas, agrupadas por la localidad en la que desarrollan la actividad, para que los mayores comuniquen los cinco centros que más les convengan por orden de preferencia.

En este proceso están contando con la ayuda y orientación tanto del equipo directivo de sus actuales residencias como del personal de la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia, que ha habilitado un correo electrónico para resolver las dudas que puedan surgir a usuarios y familiares (infomayorydependencia@madrid.org).

Las cartas se enviaron desde el lunes 14 de marzo. Con esta información, se ajustará la oferta de las distintas empresas a la demanda expresada por los usuarios, que empezarán a ser trasladados a lo largo del verano, indican desde el departamento que dirige Concepción Dancausa. Tienen un plazo de tres meses para hacer el cambio a la residencia escogida si hubiese plazas libres según su orden de preferencia.

Un total de 649 mayores con plaza concertada en residencia en C.de Madrid tendrán que ser reubicados. Foto: Europa Press

Quejas de Pladigmare

La Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en Residencias (@pladigmare) ha señalado en una nota de prensa que son 17 las residencias privadas madrileñas que tenían plazas concertadas con la administración han decidido no tener plazas concertadas. Por algún motivo no les interesa o no cumplen los requisitos establecidos.

Según explican, el traslado de los 649 residencias afectados se realizará en junio o julio. Los que no quieran o puedan acceder a otra residencia se les ofrece la alternativa de cheque vinculado al servicio, para que sigan en la residencia donde están, "lo que va a exigir un copago considerable, que no todas las familias podrán asumir".

A juicio de la plataforma, estas situaciones se producen por la poca oferta de residencias y plazas públicas en la Comunidad de Madrid. Casi el 92% de las residencias son privadas. Como esta situación se produce cada cuatro años, al finalizar el Acuerdo Marco, exigen el establecimiento en todas las autonomías de Planes de Creación de Residencias Públicas "para que este servicio no continúe siendo un negocio en detrimento de la atención a las personas mayores".

"A las residencias privadas no les interesa las plazas concertadas, pues las plazas privadas están mejor retribuidas, la demanda de plaza es y será muy superior a la oferta; y ante la espera de una plaza pública muchas familias, aunque sea con gran perjuicio económico, optarán por una plaza privada", han indicado.

Pladigmare ha apuntado también que muchos de los residentes que van a ser trasladados tienen muchas patologías, algunos están encamados, otros son muy dependientes, etcétera, por lo que este cambio "les va a suponer una gran dificultad en la adaptación a nuevos espacios y profesionales".

"También los familiares se verán perjudicados, porque en muchos casos la distancia de la residencia del domicilio familiar puede ser mayor", indican. La plataforma pide además que los traslados no corran a cuenta de la familia, sino de la Administración.

Por último, se quejan de que el Gobierno regional no ha incrementado el número de plazas concertadas (con cobertura pública de las mismas), en relación a las que había hace cuatro años. Es decir, consideran que ante el incremento de la población mayor de 65 años, lleve aparejado un incremento proporcional del número de plazas con cobertura pública.

"Pero ni se van a construir residencias públicas, ni se aumenta la oferta de plazas concertadas. El déficit lo cubrirá la iniciativa privada. Se hacen las cosas para favorecer el negocio de los que especulan con la atención a las personas mayores. En la Comunidad de Madrid, igual que sucedió durante la primera ola de la pandemia, las personas mayores que van a tener que vivir en residencias, siguen sin ser una prioridad", ha concluido la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor