Sociedad

La OMS, en pie de guerra contra el edadismo: "Una de cada dos personas discrimina a los mayores"

Andrés Ramos

Domingo 28 de marzo de 2021

7 minutos

Lanza junto a Naciones Unidas la campaña #AWorld4AllAges contra la discriminación por razón de edad

bigstock Black And White Photo Of An El 413177389
Andrés Ramos

Domingo 28 de marzo de 2021

7 minutos

Una de cada dos personas en el mundo tiene actitudes edadistas hacia las personas mayores, lo que conduce a una peor salud física y mental, un mayor aislamiento social y soledad, mayor inseguridad financiera, disminución de la calidad de vida y mayor riesgo de muerte prematura. Así lo pone de manifiesto un reciente informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos y otras agencias de Naciones Unidas, según el cual este tipo de discriminación es menos combatida que otras por movimientos y políticas sociales y se ha hecho más patente que nunca durante la pandemia del coronavirus.

El edadismo, presente en muchos ámbitos –desde nosotros mismos, al lugar de trabajo o los medios de comunicación pasando por el ordenamiento jurídico– puede traducirse en discriminación en muchos aspectos, empezando por el acceso a servicios sanitarios, algo que se hizo más visible que nunca en el inicio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, cuando hospitales saturados redujeron su atención a pacientes más mayores si había escasez de UCIs, respiradores o ventiladores.

"La pandemia reveló lo aceptado que está el edadismo, con un discurso público que presentaba a todos los mayores con el mismo nivel de fragilidad y vulnerabilidad, mientras los jóvenes eran aparentemente invencibles", subraya la jefa del departamento de Envejecimiento Saludable de la OMS, Alana Officer.

 

Edadismo
Edadismo
Edadismo

 

El informe, que también considera edadistas a quienes tienen determinados estereotipos respecto a las personas mayores aunque no las discriminen activamente, también señala que no sólo la edad, sino también el ser dependientes o vivir en un país con baja esperanza de vida aumentan el riesgo de ser discriminado. 

También corren mayor riesgo de sufrirlo personas que trabajan en determinadas profesiones, como la alta tecnología o la hostelería, indica Officer, que añade que los prejuicios hacia determinados grupos de edad "comienzan en la infancia y se refuerzan con el tiempo".

Pero este estudio no sólo reconoce el edadismo contra las personas mayores, sino también a otros grupos, como los más jóvenes, y en este sentido indica que las mujeres corren mayor peligro que los hombres en ser prejuzgadas negativamente por su juventud.

 A los más jóvenes el edadismo "les disminuye en su capacidad para intervenir en política o progresar en su trabajo", indica la experta de la OM, para la que "la edad, como el género y la etnia, es uno de los primeros atributos que advertimos en otra persona al conocerla y, en casos extremos, puede servir de base para establecer divisiones que pueden generar injusticias, daño e insolidaridad".

 

 

Tras medir su alcance a través de este informe, la OMS ha lanzado la Campaña Mundial para Combatir el Edadismo. Bajo el lema #AWorld4AllAges (Un mundo para todas las edades) incluye un vídeo que invita a tomar conciencia de la discriminación por edad. Se trata de un viaje a través de experiencias edadistas que han sufrido a lo largo de su vida diferentes personas, mostrando cómo este afecta a todos, en todas partes. El spot anima a reflexionar sobre nuestros propios pensamientos, sentimientos y acciones hacia la edad y el envejecimiento.

La campaña incluye, asimismo, un kit de herramientas con recursos útiles para profundizar en el aprendizaje sobre la discriminación por edad, iniciar debates y organizar eventos para concienciar y difundir a través de las redes sociales un mundo para todas las edades. 

"No podemos permitir que los estereotipos basados en la edad, los prejuicios y la discriminación limiten las oportunidades de asegurar la salud, el bienestar y la dignidad de las personas en todas partes en el proceso de recuperación de la pandemia", asegura Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Estrategias para combatir el edadismo

Tras analizar el problema y sus consecuencias, desde Naciones Unidas plantean tres estrategias para reducir el edadismo, divididas en medidas legislativas, educativas y sociales.

Edadismo

 

1. Política y legislación

"Las políticas y las leyes pueden ser útiles para reducir el edadismo contra cualquier grupo de edad", destaca el informe de la OMS. Entre ellas cita aquellas que aborden la discriminación y la desigualdad por motivos de edad, y el derecho relativo a los derechos humanos. "El fortalecimiento de las políticas y las leyes contra el edadismo puede lograrse mediante la adopción de nuevos instrumentos a nivel local, nacional o internacional, y la modificación de los instrumentos vigentes que permiten la discriminación por motivos de edad. Esta estrategia requiere mecanismos de observancia y órganos de vigilancia a nivel nacional e internacional que aseguren la aplicación efectiva de las políticas y las leyes que abordan la discriminación, la desigualdad y los derechos humanos", señala.

2. Intervenciones educativas

Por otra parte, según Naciones Unidas, las intervenciones educativas para reducir el edadismo deben incluirse en todos los niveles y tipos de educación, desde la escuela primaria hasta la universidad, y en contextos educativos formales y no formales. "Las actividades educativas ayudan a mejorar la empatía, disipar las ideas erróneas sobre los distintos grupos de edad y reducir los prejuicios y la discriminación al proporcionar información precisa y ejemplos para contrarrestar los estereotipos", señalan.

3. Intervenciones de contacto intergeneracional

Por último, la OMS y otras agencias de Naciones Unidas proponen invertir en intervenciones de contacto intergeneracional que tengan por objeto fomentar la interacción entre personas de distintas generaciones. Este contacto puede reducir los prejuicios y estereotipos entre grupos. "Las intervenciones de contacto intergeneracional figuran entre las intervenciones más eficaces para reducir el edadismo contra las personas mayores, y también son prometedoras para reducir el edadismo contra las personas más jóvenes", afirman.

Edadismo

Un movimiento global

En definitiva, se trata de "crear un movimiento para cambiar el discurso sobre la edad y el envejecimiento", de manera similar a los que en las últimas décadas han abordado otras discriminaciones como las sufridas por mujeres, minorías étnicas, homosexuales y otros colectivos.

"Todos podemos contribuir a afrontar y eliminar el edadismo. Los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los organismos de las Naciones Unidas, las organizaciones de desarrollo, las instituciones académicas y de investigación, las empresas y las personas de todas las edades pueden unirse al movimiento para reducir el edadismo", sostienen.