Política

Carmena lanza una plataforma ciudadana, pero aclara: "No significa que vaya a volver a la política"

Marta Jurado

Miércoles 29 de enero de 2020

5 minutos

La exalcaldesa presenta junto a Adela Cortina la plataforma 'Cuidar la Democracia'

La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena con la catedrática Adela Cortina

"Hay temas urgentes sobre los que pensar y en los que la sociedad civil debería sentirse parte, como las desigualdades, la pobreza o el futuro de los mayores", señalaban la excalcaldesa Manuela Carmena y la filósofa Adela Cortina en el primer Diálogo sobre 'Desigualdad' organizado por la nueva plataforma ciudadana de la exalcaldesa madrileña, 'Cuidar la Democracia', presentada esta semana en Madrid ante una gran expectación. "Nosotros, los ciudadanos, somos los protagonistas de la política. Hay que recuperar la idea de la política como comunidad y crear las alianzas entre entre el poder ciudadano, el poder económico y el poder político para acabar con las desigualdades injustas" ha defendido Carmena, aclarando que este nuevo proyecto que busca crear espacios para que haya diálogo entre los ciudadanos, "no significa que vaya a volver a la política de primera línea", pese a los rumores que así lo apuntaban. "Cuidar la democracia es una tarea importante, pero debe hacerse desde nuevas perspectivas, elásticas e innovadoras, por eso yo apoyo a todos los inventores sociales", remata Carmena quien asegura que éstos últimos meses fuera de la alcaldía los está viviendo "con mucha paz".

"La democracia no morirá por un Golpe de Estado sino por una degradación paulatina. Estamos en un momento de recesión democrática y para ello la ciudadanía tiene un papel fundamental", ha pronosticado Adela Cortina, quien ha instado a abordar temas éticos como la pobreza desde una perspectiva de empoderamiento. "Todo ser humano tiene derecho a la vida, a una vivienda, a la sanidad. Son derechos, no utopías, pero parece que lo hemos olvidado". Cortina apunta a que el problema real es "la aporofobia", un término que ella misma acuñó para definir el miedo y el rechazo hacia las personas pobres y que está generando comportamientos perversos e inacción desde las instituciones. "Debería haber proyectos para la esperanza, ya que un pueblo sin ella se queda desmoralizado", asegura y recuerda que la sociedad española de su generación se acostumbró durante décadas al progreso continuo, pero que con la crisis eso se ha frenado "y no sabemos muy bien cómo abordarlo. Cómo acabar con la pobreza es mi obsesión".  

Los males de la democracia: cortoplacismo y falta de confianza

Carmena apunta a que el cortoplacismo de las instituciones y la separación entre gestores públicos y ciudadanos amplían aún más las diferencias. "Si la administración no asumen su responsabilidad y vive en el cortoplacismo, eso genera una brecha, que hace que las desigualdades injustas permanezcan", afirma Carmena, quien critica el "parloteo" político. Propone poner el foco en la sociedad civil planteando, por ejemplo, que sea ella la que actúe con los grupos de personas migrantes, o personas sin hogar. ¿Cómo no va a haber posibilidades económicas con un Ayuntamiento que tiene 4.000 millones de euros de presupuesto?", ha señalado Carmena. "Es inadmisible que haya gente durmiendo en la calle", recuerda Adela Cortina, quien propone que las empresas se pongan también al servicio de la sociedad. "La gente muriendo de hambre es un fracaso para la Economía".

La exedil lo atribuye, entre otras cosas, a la falta de confianza y empatía en la gestión pública. "Hemos conocido hace unos días, que la gente más desigual es la que menos vota, como se reflejan en los resultados de voto electoral en barrios deprimidos como las 3.000 viviendas de Sevilla, donde ha habido un 55% de abstención, mientras que en el centro de Madrid apenas llega a 30%. ¿Qué hemos hecho con la democracia para que quién más lo necesita la desprecia y la deja en manos de quien menos la necesita?", se pregunta Carmena, por lo que considera urgente reconectar a la ciudadanía con los políticos, pero para ello debería ser necesario exigir continuamente "una rendición de cuentas". 

Pensiones y el cuidado de los mayores

Preguntada por las modificaciones legislativas urgentes, Adela Cortina, señala que considera más prioritario garantizar la renta básica ciudadana o repensar las pensiones. "Es un tema que tenemos que pensar bien, algo no estamos haciendo bien con las pensiones. Y todo apunta a que habrá que implementar cambios para que funcione. Tenemos tantos temas urgentes y contundentes que temas como la reforma de la Constitución pero parecen que no son prioritarios", puntualiza señalando que últimamente se crean debates políticos artificiales como el del pin parental, pero que hay que centrarse en lo más básicos, garantizar los derechos humanos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible presentes en la Agenda 2030.

"Si hablamos de lo real, al final solemos estar de acuerdo, independientemente de la ideología", apunta Carmena, quien recuerda la conversación con el alcalde del pueblo cacereño de Pescueza (extremadura), pueblo amigable con los mayores, y antiguo maestro jubilado con quien concluyó que "lo importante es cómo cuidar a nuestros ancianos y en eso todos estábamos de acuerdo". "España es un Estado social y no debemos olvidar la solidaridad cívica."Muchas veces los medios se centran en las malas noticias, pero hay que reivindicar también los ejemplos positivos y hacer comprobaciones y seguimiento", pide Carmena.

¿Cómo ven el futuro?

"Es necesario innovar y hacer que la sociedad civil no pueda aguantar las desigualdades", señala Manuela Carmena, quien invita a buscar cada día nuevas alternativas. "Tenemos que buscar el "cómo", no hay recetas escritas, sino que hay que crearlas, pero para ello es necesario un impulso social. Lo vemos en el ejemplo de la sostenibilidad medioambiental. Ya nadie se plantea no aplicarlo porque existe una gran presión social que hace avanzar las medidas", recuerda Carmena. Y puntualiza que es "optimista", pero está "convencida de que no podemos parar ni un minuto, porque eso da lugar al retroceso".

Pero Cortina se muestra más reservada. "No me gusta el optimismo o el pesimismo, porque son estados de ánimo pasajeros. Me gusta más buscar la virtud de la ética y la esperanza. El futuro depende de lo que hagamos. En cuanto a la pobreza y las desigualdades, señala que como decía el Nobel de Economía, Amartya Sen, "la pobreza es la falta de libertad", y hay que garantizar que todos tengamos las mismas oportunidades. Estamos bajo mínimos de justicia", concluye Cortina. "No queremos ser utópicos, sino suponer una alternativa", recuerda Carmena, quien promete que el próximo mes volverá con otro Diálogo para 'Cuidar la Democracia'. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?